Kiosco

La Opinión de A Coruña

El pleno da vía libre a la plusvalía que suprime el pago sin aumento de valor

La nueva ordenanza aún debe pasar de nuevo por la Corporación tras ser expuesta al público | PP y BNG se abstienen en la votación

8

El pleno aprueba inicialmente la nueva plusvalía Carlos Pardellas

La nueva ordenanza municipal del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocida como plusvalía, dio este martes un paso más en su tramitación al recibir la aprobación del pleno gracias a los votos del PSOE, Marea Atlántica y la concejal no adscrita Isabel Faraldo. Partido Popular y BNG se abstuvieron sobre esta modificación, que suprimirá la obligación de tributar en las ventas de viviendas en las que no se haya producido una ganancia con respecto al valor original de las mismas, de acuerdo con la sentencia del Tribunal Constitucional.

Ese fallo daba a los ayuntamientos seis meses para adaptar sus ordenanzas y toda la oposición recriminó al Gobierno local que esperase hasta este momento para efectuar el cambio, ya que el plazo concluirá el 10 de mayo y, tras el periodo de alegaciones, el texto de la nueva ordenanza aún deberá pasar por otro pleno. Esto llevó a todos los grupos de la oposición a reprochar al Gobierno local la tardanza en modificar la ordenanza, ya que una demora en la tramitación podría poner en peligro la aprobación en el plazo establecido.

Los cambios se extienden además al método de cálculo de la base imponible, que en la mayoría de los casos supondrá una notable rebaja del impuesto. Ese factor hace que la recaudación prevista para este año sea de 6,5 millones, lo que supone 2,17 millones menos que el año pasado.

El pleno aprobó una enmienda del PP para una corrección de errores del texto propuesto, pero rechazó otras dos del mismo grupo. Una planteaba el mismo pago para todas las transmisiones de viviendas por herencia, aunque no se tratase de la habitual de la familia, lo que fue rechazado por PSOE, Marea y BNG, mientras que Isabel Faraldo se abstuvo. La segunda defendía mantener el silencio administrativo positivo en las solicitudes de bonificaciones para agilizar su tramitación, sobre lo que BNG y Faraldo se abstuvieron.

Compartir el artículo

stats