Kiosco

La Opinión de A Coruña

Quique González Cantante, en concierto hoy en el teatro Colón

“Me gusta pensar que el viento es el protagonista de las canciones”

“Es evidente que internet ha cambiado todo, esto no tiene nada que ver con cómo era esto cuando empecé a grabar discos en el 98”

Quique González. Juan Pérez-Fajardo

Quique González es consciente de que hay gente que lleva apreciando su música “desde hace 20 años”. Y ahí siguen. Hoy (21.00 horas) se reencuentra con sus seguidores en el teatro Colón.

El título de su álbum es Sur en el valle, ese viento cargado de leyendas. ¿Le gusta ese punto místico?

Sí. Los vientos siempre han tenido algo de misterioso y nos suelen traer olores, recuerdos, conversaciones, a veces incluso constituyen una amenaza o nos cambian el carácter y hacen que nuestro día sea distinto. Me gusta pensar que el viento, el que sopla aquí en la cornisa cantábrica, en los Valles Pasiegos, donde vivo, es el verdadero protagonista de las canciones. Es casi el narrador.

¿Ha influido en su música cambiar lo urbano por lo rural?

Por supuesto, el entorno siempre condiciona tu vida interior y las canciones que escribes. Llevo 17 años viviendo aquí y es un lugar que me ha dado mucho de las cosas que quiero, el vivir en un entorno natural después de los peligros y las distracciones de un ambiente urbanita, que es de donde procedo. Ya sabes que en los pueblos el sentido de comunidad es mucho mas fuerte. Pese a vivir más o menos aislado, tengo la suerte de haber sido tratado muy bien por los pasiegos, ellos también me han dado herramientas, paisajes y muchas cosas que he introducido en mis canciones. Me han enseñado a vivir de una forma un poco diferente a la que estaba acostumbrado.

¿Está lejos de aquel Quique González que corría por Madrid en Cuando éramos reyes?

Sería difícil para mí imaginarme viviendo en una gran ciudad, como Madrid o Barcelona. A lo mejor en una ciudad más pequeña sí que me puedo imaginar. Una vez que te acostumbras al campo, es un poco más difícil la vuelta. Necesito más ciertos olores y ruidos, como los cantos de pájaros, que los sonidos de la ciudad.

No tendría opción de colocar su furgoneta en el jardín de su casa.

Ya, tendría que buscar un parking y es muy alta, así que no me valdría cualquier parking. Perdería un poco de romanticismo, entre otras cosas.

¿Cómo es el proceso de creación de canciones en un vehículo?

Me gusta aislarme, lo necesito, y buscar la concentración en un sitio donde no tenga muchas restricciones. Encima tengo la suerte de que suena muy bien dentro de la furgoneta. Me sirve de mucho. Necesito estar en una especie de burbuja para escribir las canciones y estar en un estado mental un poco particular. La furgoneta me ha ayudado mucho.

Alguna de las canciones de Sur en el valle suena a despedida. ¿Se abre una nueva etapa?

Más que una despedida es irse despidiendo. No sé si en un sentido local, emocional, de un tiempo, de una época… Sí que en el disco hay una mirada retrospectiva a lo que he vivido y a esa experiencia y también un ojo en la incertidumbre del futuro, de lo que está por venir. Esa pequeña inquietud. Las canciones del disco se mueven en esas dos direcciones

Es su decimotercer disco. ¿Le da vértigo?

Tengo 48 años y lo más probable es que ya he vivido más de lo que me queda por vivir. Es inevitable tener esa mirada de la que te hablaba antes. Tengo la sensación de que ha pasado demasiado rápido, pero es que todo pasa de forma muy veloz. Sin embargo, soy consciente de la experiencia y de la suerte que he tenido, viviendo cosas gracias a este oficio que no las hubiera vivido de otra forma. Me siento un privilegiado.

¿Cuál es su análisis de la evolución del panorama musical desde entonces?

Es evidente que internet ha cambiado absolutamente todo. No tiene nada que ver con cómo era cuando yo empecé a grabar discos en el año 98. Se ve la evolución en que antes los discos como concepto tenían mucha importancia. Ahora cobra menos importancia el disco como obra completa y más la canción de ese momento. Pero creo que sigue habiendo una especie de vieja escuela. En mi caso, sigo creyendo en una colección de once canciones como una obra en sí. Eso es de donde vengo, como empecé.

C. Tangana está cantando 'Aunque tú no lo sepas' en su nueva gira. ¿Qué opina de esos caminos que toman las canciones?

Las canciones están ahí para ser tocadas y escuchadas. Van por caminos raros, como diría Diego Vasallo. Es algo que siempre ha existido en la tradición musical. Se cantan y se vuelven a hacer versiones de canciones que ya tienen unos años como esta. Tienen la suerte de ser cantadas por mucha gente distinta.

Compartir el artículo

stats