La conclusión de las obras de renovación de las instalaciones hacen posible que la empresa Pompas Fúnebres de La Coruña reabra su tanatorio de O Graxal, ubicado en la calle Pígara de esta localidad del municipio de Cambre, en la que también da servicio a los vecinos de Culleredo y Oleiros. El tanatorio de la misma firma en Arteixo también se encuentra en fase de remodelación y se prevé su reapertura en abril, según informó la compañía.

El reinicio de la actividad en el tanatorio de O Graxal, que dispone de cinco salas, se efectuará de forma oficial hoy a las 19.00 horas con un acto al que acudirán representantes de la Administración y de las asociaciones de vecinos del entorno, además de amigos y compañeros de la firma.

Esta iniciativa se produce tras el fallecimiento el pasado día 20 de Antonio Modia Rodríguez, uno de los socios fundadores de Pompas Fúnebres, a los 94 años. Modia fundó en 1974 con otros tres socios el que fue el primer tanatorio privado de España y en 2000 se hizo con la propiedad total de la empresa. Con el paso de los años abrió otros tanatorios en O Graxal, Arteixo y Sada.