Kiosco

La Opinión de A Coruña

ENCUENTRO MUNDIAL DE HUMORISMO EN A CORUÑA
Carolina Iglesias Cómica y creadora de ‘Estirando el chicle’, que llega al Coliseum el 7 de mayo

Carolina Iglesias, de Estirando el Chicle: “Hacemos comedia desde la verdad y la transparencia absoluta”

“Actuar en el Coliseum y para tantísima gente es una cosa que no se puede esperar, tengo la sensación de que va a ser uno de los días más importantes de mi carrera y de mi vida”

Carolina Iglesias y Victoria Martín R. E.

“Una mezcla de espectáculo de comedia y fiesta”. Así define la cómica coruñesa Carolina Iglesias la actuación de Estirando el chicle que prepara con Victoria Martín para llenar el 7 de mayo el Coliseum, dentro del Encuentro Mundial de Humorismo.

Estirando el chicle en su ciudad, en el Coliseum y con sus amigas. ¿Es un sueño?

Tengo la sensación de que va a ser uno de los días más importantes de mi carrera y de mi vida. Es una cosa que nunca soñé. Actuar en el Coliseum y para tantísima gente es una cosa que no se puede esperar. Sobre todo cuando te dedicas a la comedia, que no es un espacio en el que se suela hacer eso. Ahí he visto todos los conciertos de mi adolescencia. Es flipante. Y encima compartirlo con mis amigas y que mi familia vaya a estar allí. Los días siguientes ya me los cogí libres porque los voy a necesitar para asimilarlo.

¿Qué tiene la comedia para llenar grandes estadios?

No lo sé, nunca lo imaginé. Siempre soñé con dedicarme a la comedia y que vinieran a verme a un teatro, pero esto es más cercano al fenómeno de la música. En nuestro caso, nosotras hemos conseguido que la gente empatice con nosotras. Hacemos comedia desde la verdad y desde la transparencia absoluta. Somos muy transparentes con todo. Y esa empatía la llevan a “quiero vivir lo que están vivienda ellas” y por eso vienen. Se ha creado un vínculo muy especial y se nota mucho. Cada vez que actuamos notamos una energía con el público que no sé explicar. Están ahí no solo para escucharte sino para estar contigo. Es muy bonito.

¿Había ahí una generación que necesitaba cómicas y poder hablar sin tabús?

Creo que hacía falta diversidad y ya no hablo solo de nosotras. Crecí con pocos referentes femeninos en la comedia no porque no existiesen sino porque no eran muy visibles. Que ahora una chavala adolescente pueda mencionar a más de 10 cómicas sin tener que ponerse a parar significa muchas cosas. También es un proceso de liberación. No estamos inventando nada, hablamos de cosas como hacemos con nuestras amigas en una terraza. Lo hemos llevado a la comedia. Seguimos recibiendo mensajes de gente a la que le choca que una mujer hable sin tapujos, por ejemplo, de sexo. A alguno aún le choca ver a una mujer sintiéndose libre en un escenario, pero a un hombre no. Hay que educar a ese sector.

Todo ello forma parte de su pódcast, uno de los más escuchados. ¿Lo que dicen y cómo lo dicen es la clave?

Creo que la clave es no haber tenido una estrategia. Cuando creamos el pódcast, en la pandemia, fue como una vía de escape. Victoria y yo vimos un vínculo y una química que sin trabajarla estaba ahí, vimos que muchas cosas nos hacían gracia a las dos y que teníamos una forma de ver el mundo parecida. Empezamos el pódcast sin más expectativas que entretenernos y seguir haciendo cosas que nos hacen gracia a nosotras. Y seguimos con esa premisa. Nuestro filtro es que si nos hace gracia, vamos con ello. Y ya está, no pensamos en más. Si piensas en lo que pensarán los demás, se te puede ir lo auténtico. Si nos hace gracia a nosotras, para adelante. Además, intentamos hablar de cosas que conocemos.

La actuación forma parte del Encuentro Mundial de Humorismo que organiza Luis Piedrahita, uno de sus referentes. ¿Cómo se asume eso?

Es que me pasan tantas cosas que si tuviese una conversación con mi yo de entonces, le daría un parraque con tanta información. Pero es muy bonito. Luis se ha portado increíble. Es muy amable, muy generoso y muy compañero. Me alegro mucho de conocer a una persona que admiré y admiro, de haber sido fan de joven y conocerlo siendo una adulta y que no me decepcione, todo lo contrario.

El éxito siempre va a acompañado de la pregunta de cuánto va a durar. ¿Cuál es el futuro de Estirando el chicle?

Nosotras vamos a marcar los pasos que da Estirando el chicle. Estamos siendo muy prudentes para cuidar el pódcast. Nos han ofrecido hacer programas en la televisión, pero solo vamos a hacer lo que tenga sentido. Si lo cuidamos, puede durar mucho tiempo. Va a depender de nosotras. El pódcast durará hasta que tenga sentido. Las dos somos muy autocríticas y muy honestas y con el ego bastante controlado por lo que creo que cuando llegue el final, las dos estaremos de acuerdo. Pero todavía faltan muchas mujeres por venir al programa y muchas historias.

¿Quién falta de su lista?

Infinitas. Nos fliparía Mercedes Milá. Pero esta temporada me quito la espinita de varias invitadas, una de ellas gallega. Pero no lo puedo decir. También me gustaría Yolanda Ramos, Silvia Abril o Amaia Montero.

Compartir el artículo

stats