Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La Guardia Civil investiga si la lancha que mató al oftalmólogo coruñés invadió la zona de baño

Juan Manuel Tábara, de 59 años, falleció en el acto, en la playa de Silgar, en Sanxenxo, tras ser golpeado por la embarcación, que es de alta velocidad para competición

Desde la izquierda, Juan Tábara, víctima mortal del siniestro, Matías García-Anllo y Kike Vila, en una carrera. Cedida por Kike Vila

La Guardia Civil de Pontevedra está investigando la muerte del oftalmólogo coruñés Juan Manuel Tábara, de 59 años, que falleció el viernes en la playa de Silgar, en Sanxenxo, tras ser arrollado por una embarcación de alta velocidad para competición cuando nadaba con un amigo. Tábara Rodríguez era experto en cirugía intraocular y había realizado más de 12.000 intervenciones de cataratas, según informan en la página web de la clínica en la que trabajaba actualmente, Coruña Visión. Era licenciado en Medicina por la Universidade de Santiago de Compostela, doctorado por la Universidad de Navarra y miembro de la Sociedad Gallega de Oftalmología y de la Sociedad Española de Retina y Vítreo.

El accidente ocurrió el viernes sobre las seis de la tarde, cuando Tábara y su amigo Kike Vila nadaban en neopreno en la playa de Silgar. Una lancha pasó por encima del oftalmólogo coruñés, que falleció en el acto por el golpe. La Guardia Civil investiga ahora si la embarcación, que según fuentes oficiales era una lancha de alta velocidad que se utiliza para pruebas deportivas, invadió o no la zona de baño del arenal. El piloto de la lancha era un vecino de Portonovo que supuestamente estaba probando un nuevo motor de la embarcación.

La lancha que causó el accidente, ayer, en el puerto de Sanxenxo. | // TVG

La playa del Silgar no está todavía señalizada con boyas, algo que se hace en la temporada de verano. Sin embargo, fuentes del Instituto Armado confirmaron ayer que aun así las embarcaciones deben respetar unos límites y normas a la hora de aproximarse a los arenales y zonas de baño habilitadas, circunstancias que debe conocer cualquier personas que patronee un barco.

Para aclarar qué ocurrió y en qué punto exacto, los encargados de la investigación están tomando declaración a diferentes testigos del siniestro. Fuentes de la Guardia Civil explican que el exhaustivo informe sobre el suceso tardará unos días en elaborarse. A continuación, se pondrá a disposición del juzgado de Cambados que se encontraba de guardia el viernes y cuyo titular autorizó el levantamiento del cadáver ese mismo día a las nueve de la noche.

Compartir el artículo

stats