Kiosco

La Opinión de A Coruña

El Concello pide a la jueza que le aclare qué retribuciones tendría que devolver Martínez

La solicitud al juzgado suspende los plazos para recurrir el fallo que anula su nombramiento como edil de Deportes | Quiere saber si tiene que devolver todo el salario o solo el exceso

Mónica Martínez. CARLOS PARDELLAS

El Concello ha solicitado una aclaración de la sentencia al Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 1 de A Coruña que anula el nombramiento de la exconcejala de Ciudadanos, Mónica Martínez, como edil de Deportes. De este modo, se suspenden los plazos para presentar recurso contra esta decisión, que expiraban la primera semana de mayo, hasta que los servicios jurídicos municipales reciban respuesta a sus dudas.

El Concello pide aclaraciones sobre un punto concreto de la sentencia, el que tiene que ver con el cálculo que ha de hacer el Ayuntamiento sobre las retribuciones que el fallo obliga a devolver a la concejala, basándose en la jurisprudencia existente, la que sentó el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. El equipo de letrados municipales considera que no queda claro en el texto de la sentencia si la concejala, una vez sea firme el fallo, tendrá que devolver el importe íntegro del salario con intereses cobrado como titular de la Concejalía de Deportes —59.582,74 euros brutos anuales; 4.255 euros al mes y catorce pagas— o la diferencia entre esa cantidad y la dedicación parcial que tenía cuando entró en la Corporación —y que mantuvo cuando se dio de baja de Ciudadanos y siguió en la oposición como concejala no adscrita—, del 75% de su jornada, y con una retribución de 3.191 euros mensuales también en catorce pagas.

Los servicios jurídicos municipales esgrimen que la parte demandante, es decir, Marea Atlántica, solicitó la devolución “de las retribuciones indebidamente percibidas por aplicación del decreto declarado nulo, consistentes en las diferencias entre la retribución percibida en virtud del decreto y la que le correspondía antes del mismo”, pero que es necesaria la aclaración para decidir si, finalmente, presentan recurso o no.

El servicio jurídico municipal entiende que el caso de la concejala no adscrita de Valencia, que sentó las bases de este fallo, “es bien distinto” al del de Mónica Martínez. La edil valenciana no recibía un salario por su labor como no adscrita y, tras su nombramiento, recibió una dedicación parcial retribuida. El Concello defiende que Mónica Martínez ya tenía un sueldo por su trabajo como miembro de la Corporación y que este se vio incrementado al adoptar las competencias de Deportes.

En el escrito, al que ha tenido acceso a este diario, el Ayuntamiento solicita “determinar si las cantidades a devolver por la concejala afectan únicamente a la diferencia entre las cantidades percibidas en ejecución de los acuerdos anulados [el nombramiento] y las que le correspondían con anterioridad”.

Martínez aclaró que seguiría trabajando en la Concejalía de Deportes hasta que se ejecutase la sentencia. El Concello tiene aún posibilidad de recurrir tras la aclaración.

La alcaldesa, Inés Rey, defendió en varias ocasiones tras la sentencia, que el nombramiento de Mónica Martínez no se podía considerar transfuguismo y que había fundamentos jurídicos para defender ese posicionamiento.

Compartir el artículo

stats