La tienda y restaurante Becco Produce Store de la ciudad australiana de Melbourne cambió su escaparate esta Semana Santa y lo adornó con más de una docena de latas de patatas fritas Bonilla a la Vista. La imagen llamó la atención a un profesor de inglés afincado en A Coruña que estas vacaciones volvió a casa para visitar a su familia. En la tienda conviven las latas y bolsas de patatas, con aceitunas, conservas de bonito, tomate concentrado y algún que otro licor. En el número 11 de la calle Crossley, en Melbourne, hay ahora un pedacito de A Coruña, como también lo hubo en la película coreana Parásitos y en el bosque de los cuentos que se imaginó El Hematocrítico.