Kiosco

La Opinión de A Coruña

El Concello de A Coruña defiende que la intermodal incluya negocios y niega que dañen al comercio local de Os Mallos

Descarta las alegaciones de Marea y un particular, que consideraban excesivos los terrenos para usos no ferroviarios, contra la modificación urbanística que permitirá la estación

Proyección de la estación de autobuses de la futura intermodal. La Opinión

La comisión de Urbanismo aprobará este viernes la modificación del planeamiento que permitirá construir la futura estación intermodal y sus accesos. El documento no reflejará las alegaciones interpuestas por un particular y por Marea, que consideraban excesivos los terrenos dedicados a usos no ferroviarios en la futura estación y creen que los negocios que se instalen allí podrían perjudicar al comercio de barrio de Os Mallos. Pero un informe municipal defiende que este espacio se ha reducido de manera importante con respecto a las primeras previsiones, con lo que habrá una “menor competencia con el tejido comercial de proximidad”. Además, promete que será un “nudo de actividad” que contribuirá a la “revitalización” de Os Mallos, de “potencial vulnerabilidad”, y actuará como “motor económico”.

Para Marea, que puede oponerse a la aprobación de la modificación urbanística en el pleno, el Ayuntamiento ha cedido ante los intereses de Adif, ya que, aparte de 5.100 metros cuadrados que se reservan para aprovechamientos lucrativos, se le ha aceptado una “mejora”: dedicar a usos asociados al ferroviario hasta el 50% de la edificabilidad en la zona. Con el proyecto actual, serían unos 7.400 metros cuadrados.

El grupo señala que esta superficie puede dedicarse a usos comerciales, industriales y de servicios y considera el terreno “excesivo” para una ciudad en la que, señala, hay más de mil bajos comerciales vacíos. “Va a tener impacto en un pequeño comercio y en una hostelería muy afectada por las sucesivas crisis”, señala Marea, un impacto que, cree, “no se evalúa” en la documentación que fundamenta la modificación urbanística. Además, considera que la operación supone para Adif un “beneficio injustificado” sobre suelos de titularidad pública, y que se produce sin “contraprestación” para el Concello.

El informe municipal no entra a evaluar las alegaciones de Marea, pues indica que estas ya fueron rechazadas por el pleno en la sesión del pasado mes de febrero. Pero sí responde a una argumentación semejante emitida por un particular, que consideraba esta edificación lucrativa un “regalo” a Adif.

Menor uso comercial

Según argumenta el Ayuntamiento, con la modificación urbanística en trámite ya se produce una “fuerte disminución de la edificabilidad no ferroviaria” con respecto al planeamiento actual, puesto que se han suprimido unos 32.500 metros cuadrados para usos terciarios y hoteleros y más de 20.000 dedicados a viviendas, una finalidad que ahora se descarta explícitamente.

Entre otras cuestiones, el alegante también consideraba que se incumplieron requisitos formales durante la aprobación del proyecto, y que el estudio económico es “manifiestamente deficiente” y responde a un “evidente desconocimiento” de la Hacienda municipal. Aunque el Concello rechaza la mayoría de las demandas, admite que revisará el estudio económico y la estrategia de actuación para “dar cumplimiento a las exigencias legales”, además de corregir un error formal y determinar específicamente si 120 plazas de aparcamiento previstas serán públicas o privadas.

El organismo administrador de la estación, dependiente del Estado, interpuso también alegaciones, en las que pide especificar que el uso “característico” de la estación será el ferroviario. Los usos asociados, considera, se deben considerar del mismo carácter, pues estarán “vinculados directamente” a este; no se especifica cuáles serán en concreto, pero pueden ser comerciales, industriales o de servicios.

En cuanto a los 5.100 metros cuadrados de carácter lucrativo, señala, sus usos deben ser “complementarios” al ferroviario, y es necesario aprobar un plan especial para regularlos y definirlos. Adif también reclama, basándose en su Inventario de Bienes Inmuebles, la titularidad de unos 5.830 metros en el ámbito de actuación ya urbanizados y reclama regularizarlos. El informe municipal señala que estas peticiones serán atendidas “en la medida de lo posible”.

Compartir el artículo

stats