Alejandro Avecilla ha vuelto a casa. Y su Casa Alejandro en A Coruña también. La leyenda del hockey sobre patines, exjugador de Dominicos, Liceo y Reus, campeón del mundo y subcampeón olímpico en Barcelona 1992, lleva semanas volcado en la apertura de su nuevo restaurante en A Coruña, situado en el puerto deportivo con unas vistas exquisitas al dique de Abrigo, la torre de control y el Castillo de San Antón.

La Casa Alejandro de A Coruña que Avecilla estrena ahora en el puerto coruñés tiene capacidad para más de 200 comensales y hereda la esencia del restaurante que este histórico del hockey ha regentado durante 22 años en Reus, donde se asentó después de una carrera deportiva plagada de éxitos. Ahora aterriza con este nuevo restaurante en su ciudad natal para regresar definitivamente a ella y lo hace con una propuesta culinaria que combina platos de la cocina tradicional gallega con toques de propuestas de vanguardia y añade algunas especialidades con gran acogida en su Casa Alejandro catalana.

El restaurante Casa Alejandro de A Coruña no está muy lejos de la pista del colegio Dominicos donde Avecilla se inició con el 'stick'. Tras vivir gloriosos momentos deportivos en una época dorada del hockey coruñés en la que compartió protagonismo con los históricos Alabart, Huelves, Martinazzo, Rubio, Areces y Figueroa, acabó su vida deportiva en Reus. Eso sí le cambiaría la vida. Porque ya no regresó a A Coruña, hasta ahora. En Reus jugó seis temporadas hasta que se retiró del deporte profesional, montó un campus de verano que todavía hoy es recordado, se casó, formó una familia, abrió Casa Alejandro y -salvo por el pádel y los recuerdos en las paredes- se olvidó del deporte.

Y ahora de nuevo a Avecilla le ha llegado la hora de volver. Casi tres décadas después, pasa las semanas a caballo entre Reus, donde se ha quedado su mujer al frente de Casa Alejandro, mientras en A Coruña él pone en marcha la nueva versión del restaurante. Quiere mantener la misma esencia, con algunos cambios. “Allí una de las cosas que más me funcionan son los caracoles y aquí no lo puedo meter en el menú”, comentaba hace dos meses cuando ya estaba enfrascado en ultimar todos los preparativos para abrir su local en A Coruña. Materia prima no le faltará. Ni vistas espectaculares.

CARTA

Los clientes que acudan al nuevo restaurante Casa Alejandro en A Coruña encontrarán en su carta una amplia variedad de propuestas, con menú del día por 15 euros o menú fin de semana por 25 euros, además de tapas que se podrán degustar a modo de entrantes y un amplio surtido de primeros platos y segundos, con postres para rematar la comida o la cena.

Entre las especialidades de Casa Alejandro se incluyen el canelón de carne asada, los buñuelos de bacalao y los callos o la fideuá como entrantes, además de las calderetas, ensaladas y arroces, o los pescados del día y carnes con diferentes preparaciones, sin olvidar el pulpo y los mariscos, que también aparecen entre las propuestas del restaurante de Alejandro Avecilla en pleno puerto deportivo de A Coruña.

Estrellas del tapeo en A Coruña como las croquetas, la tortilla de patata, los pimientos de Padrón o el raxo tampoco podían faltar en la carta de este nuevo restaurante con vistas, que endulza el punto final de sus comensales con postres entre los que encontraremos la crema catalana, las tartas de queso y de la abuela, el coulant o el tiramisú, y los sorbetes helados y yogures que pueden resultar ideales para rematar la visita.