Kiosco

La Opinión de A Coruña

La estructura natural de Manuel Luna

El pintor sevillano expone casi unatreintena de sus trabajos en la Galería Xerión

Manuel Luna en la Galería Xerión. | // VÍCTOR ECHAVE

Manuel Luna trae a A Coruña su versión particular de la vida “siguiendo la filosofía estoica”. El pintor sevillano protagoniza la nueva exposición de la Galería Xerión que se mantendrá abierta al público hasta el 2 de mayo. La muestra de cerca de una treintena de obras, la mayoría de oleo sobre tabla o sobre tela. El título de la exposición, Estructura Natural, centra la temática “la estructura que se forma durante la vida”, en palabras del artista. Añade que, en su pintura, el simbolismo tiene una gran importancia para “contar mucha historias en el mismo cuadro”. Las ramas secas que se entrelazan, se rompen y se vuelven a unir representar para el pintor la estructura que forma la vida del ser humano.

En base a la simbología y a la filosofía estoica, que pintor adoptó como forma de encarar la vida cuando tenía 22 años, son la razón de ser de esta exposición en la sala de exposición situada en la calle. “Dentro de los cuadros siempre van estos mensajes que llevo estudiando tantos años”, asegura Luna. El pintor considera indispensable el optimismo dentro de su perspectiva filosófica. “Aunque las imágenes sean melancólicas o tengan un aire un poco sombío, siempre tienen una carga de positividad”. En el apartado técnico, Manuel Luna apostó por traer a esta muestra una colección de obras de oleo sobre tela y tabla. Este tipo de pintura, comenta, es en la que más cómodo se siente y la que más practica por encima de cualquier otra. “Me da una gama de color que rara vez me dan otro tipo de técnicas”, explica el pintor sevillano. Por este motivo apenas están representadas otras especialidades en la exposición.

El tratamiento del color es “un rasgo particular e identificativo” de sus obras, en palabras del propio artista. Manuel Luna cree que tiene el origen en sus inicios como artista autodidacta. “Cuando cogí mis primeros oleos hice un cuadro de una portada de Super López”, recuerda. Los cómics y los tebeos eran los referentes más cercanos y accesibles que tenía en sus comienzos como artista, antes de realizar su primera exposición de pintura con 16 años. “Aproveché que soy autodidacta para no dejarme llevar por lo que aprendí en libros, copiando los clásicos o con experimentos en el taller”, dice Luna. Gracias a esto, celebra que una de las señales idenfiticativas de su trabajo es “el tratamiento del color a través de una utilización del oleo fuera de lo común, con más viveza”.

Compartir el artículo

stats