Kiosco

La Opinión de A Coruña

Denunciado el propietario de un perro por morder en la espalda a un niño de 21 meses

La denuncia acusa al dueño de “darse a la fuga” antes de que llegase el 092 EEl animal estaba sujeto con correa y no se le considera potencialmente peligroso

El niño atacado por el perro, en el regazo de su padre. | // CARLOS PARDELLAS

Una familia ha denunciado por un delito de lesiones al propietario de un perro de raza american bully que el pasado sábado mordió a su hijo de 21 meses en una céntrica plaza de la ciudad y le causó heridas y contusiones en la espalda que necesitaron de intervención médica, cuatro puntos de sutura, en el Materno Infantil. La denuncia reclama daños y perjuicios al dueño del perro, al que acusa de “darse a la fuga para evitar cualquier responsabilidad penal, civil y administrativa”.

Los hechos, según constan en la denuncia, ocurrieron sobre las 21.15 horas del sábado en la plaza de la Galera, cuando el perro, que estaba sujeto por el dueño con una correa y no llevaba bozal, se echó sobre el niño al caminar a su lado “sin mediar ningún tipo de contacto previo con el menor”. En el momento del ataque, jugaban otros niños en la plaza y había varios adultos en los locales de hostelería que en cuanto vieron al perro sobre el niño trataron de apartarlo, lo que les llevó “un par de minutos”.

Los denunciantes explican que después de que el niño fuera liberado del can su propietario no esperó la llegada del 092 ni de la ambulancia, a quienes los testigos llamaron, sino que se marchó del lugar. Un testigo que lo siguió a pie informó a la Policía Local de su presencia en una calle próxima, donde fue identificado por los agentes. Estos comprobaron, según fuentes municipales, que el perro tenía la documentación en regla. La denuncia apunta que el animal es un cruce de razas “consideradas potencialmente peligrosas”, aunque american bully no consta en el catálogo de razas de estas características de la Xunta y los policías que atendieron el caso no lo acreditaron como tal.

Los padres del menor atacado hacen un llamamiento a los propietarios de perros, con o sin la condición de peligrosos, para que los tengan controlados en lugares con presencia de niños o multitudes para que no se repitan incidentes como el que sufrió su hijo.

Compartir el artículo

stats