Kiosco

La Opinión de A Coruña

Empresarios del sector musical adquieren Chaston para convertirla en sala de conciertos

La discoteca de la calle Costa Rica se mantiene abierta hasta que los nuevos gestores, con experiencia en festivales, reformen el interior para programar actuaciones de diversos estilos

Entrada de la discoteca Chaston en la calle Costa Rica. | // CARLOS PARDELLAS

A la discoteca Chaston le espera nueva vida, una nueva etapa. Empresarios de hostelería y del sector musical coruñés adquirieron la semana pasada a través de una sociedad el conocido y longevo local de ocio de la calle Costa Rica con la intención de reconvertirlo en una sala de conciertos. El establecimiento se someterá a una reforma —“un lavado de cara”, definen fuentes que han participado en la operación—, para la que todavía no hay proyecto ni plazos.

De momento, Chaston seguirá funcionando como Chaston. Quien vaya al local a bailar o a tomar algo en las próximas noches no se encontrará nada distinto de lo habitual, ya que los nuevos gestores tienen que elaborar el plan de reforma antes de su cierre y del comienzo de la nueva etapa, en la que funcionará a la vez como sala de conciertos y negocio hostelero. La intervención en el interior no será profunda, prevén los nuevos propietarios, al encontrarse el local en buen estado y “bien cuidado”, por lo que precisaría solamente una “actualización”.

Música latina, salsa, bachata o reguetón son los estilos que más demandan en la actualidad los clientes de Chaston. El nuevo enfoque musical que adoptará la discoteca apunta a otras direcciones “sin ser excluyente”, aseguran las mismas fuentes. Los empresarios que forman parte de la operación tienen larga experiencia en el ámbito de la promoción musical en A Coruña y en Galicia, en la organización de conciertos y festivales en la ciudad y la comunidad, de manera que para la puesta en marcha del nuevo negocio plantean la contratación de músicos nacionales e internacionales de estilos diferentes para atraer a público variado.

Chaston, en el número 4 de la calle Costa Rica, frente a la torre residencial del mismo nombre, abrió en 1977 de la mano de José Mosquera y en las dos décadas siguientes, con su familia al frente, se consolidó como uno de los locales de referencia del ocio y el baile en la ciudad, más que para jóvenes para clientes de mediana edad. Muchas generaciones, y gente famosa que visitaba la ciudad o actuaba en alguno de sus recintos, han pasado por la discoteca alguna vez.

Fue tal su popularidad que durante quince años el local dio nombre a un equipo de fútbol sala, el Chaston (posteriormente llamado Egasa Chaston y Egasa Coruña), fundado por Miguel Mosquera Novo. En la década de los ochenta, con el Palacio de los Deportes de Riazor como hogar, el club fue dos veces campeón de liga y levantó tres veces la Copa del Rey, hasta su desaparición en 1995.

Con la jubilación próxima de los actuales responsables de Chaston, la discoteca afrontará un nuevo camino, con la música como argumento todavía más contundente. “Esta es una operación romántica en la que nos movemos por y para la música”, resaltan las fuentes que confirman la próxima etapa que vivirá el local. El nuevo Chaston supondrá además un refuerzo de la oferta de conciertos en la ciudad, al unirse a otros locales populares como Garufa Club, Inn o Mardi Gras.

Compartir el artículo

stats