Kiosco

La Opinión de A Coruña

La Xunta descartó cuatro alternativas más de accesos al hospital por verlas inadecuadas

Considera inviable mantener la entrada actual por el efecto de las obras de ampliación | Defiende la solución de la glorieta elevada como la más sencilla para los conductores

Imagen virtual del proyecto de rotonda elevada para el nuevo acceso al Hospital Universitario. | // LA OPINIÓN La Opinión

La búsqueda de la solución para el nuevo acceso al Hospital Universitario tras su ampliación estudió cinco alternativas, incluida la permanencia del actual. Los técnicos señalaron como problemas la pendiente excesiva del terreno que rodea al hospital, la existencia de un único acceso desde una vía de alta capacidad, la saturación de la glorieta actual en horas punta y su anchura insuficiente, la imposibilidad de aprovechar la avenida de Lamadosa y las calles Inés de Ben y Castaño de Eirís, así como el nuevo tráfico que generarán las obras de ampliación. A continuación se detallan las alternativas que analizó la Xunta, entre las que se encuentra la finalmente elegida y que no es aceptada por el Ayuntamiento.

Alternativa 0

La permanencia de los accesos actuales fue descartada, ya que se saturan en las horas punta y con el tráfico que generarán las obras se sobrepasará la capacidad de los viales existentes. Los técnicos prevén que la circulación perjudicaría el funcionamiento del complejo hospitalario. ¡

Alternativa 1, con un vial perimetral y una glorieta hacia Eirís. La Opinión

Alternativa 1

Coincide con la planteada por la propuesta ganadora del concurso para ampliar el hospital. Propone un vial perimetral al nuevo complejo, con una glorieta hacia Eirís para realizar los cambios de sentido. De allí saldría un vial de doble sentido hacia Castaño de Eirís. Se desestimó por falta de adecuación al terreno real, la afección a un gran número de viviendas y la incompatibilidad con el desarrollo urbanístico previsto por el Concello en el entorno.

Alternativa 2, con un ramal paralelo a la avenida en cada sentido del tráfico. La Opinión

Alternativa 2

Plantea dos ramales en paralelo a la avenida de A Pasaxe, uno en cada sentido del tráfico, que ascienden hasta llegar a la glorieta. Al girarse en la misma hacia la derecha, se dificultaría la actividad de la zona de urgencias, ya que las ambulancias tendrían que dar la vuelta a todo el hospital. También advierten los técnicos de problemas de movilidad y tráfico para vehículos largos y pesados como los autobuses articulados por la pendiente del 18% que existiría y el reducido radio para los giros. El paso superior existente debería ser analizado para conocer su estado real y si es necesaria una intervención para prolongar su vida útil más allá de la de diseño.

Alternativa 3, que deja el acceso actual solo de entrada y abre una nueva salida. La Opinión

Alternativa 3

Consiste en aumentar la capacidad del acceso actual haciendo que sea solo de sentido de entrada y en modificar la entrada al hospital San Rafael para eliminar los problemas en la avenida de A Pasaxe entre quienes proceden del túnel de Eirís y quienes salen del hospital. Para salir se propone un vial nuevo a la altura del acceso a urgencias existente que pasaría bajo el viaducto y llegaría a la avenida entre pantallas. También habría un vial perimetral desde la glorieta actual sobre el vial de bajada para liberar el espacio del hotel de pacientes actual. La propuesta reduciría los problemas durante las obras, pero haría preciso aprovechar el paso elevado sobre la avenida, con 40 años de antigüedad, por lo que habría que construir uno nuevo.

Alternativa 4, que crea un enlace en forma de diamante y una glorieta elevada sobre la avenida de A Pasaxe. La Opinión

Alternativa 4

La elegida por la Xunta. Diseña un enlace con forma de diamante con una glorieta elevada sobre la avenida de A Pasaxe que, alega, es más sencilla para el conductor, ya que facilita los accesos y el cambio de sentido en la AC-12. La propuesta surge, según la Xunta, tras los contactos con el Ministerio de Transportes que, según el Gobierno gallego, estimó esta solución casi como la única viable. El tráfico en el vial que rodearía el hospital se dirigiría hacia la derecha, lo que afectaría a la zona de urgencias, por lo que tendrá que tener un mayor recorrido. También requiere que la glorieta elevada esté a una cota cercana a la de la entrada actual, por lo que se alzaría a 14 metros sobre la avenida y tendría una pendiente del 8%. Las dimensiones de la glorieta y sus apoyos requieren la expropiación y ocupación de parte de la parcela del Pazo do Inglés en As Xubias, a cuyo muro de cierre afectará. La construcción de los ramales de acceso al otro lado de la avenida obligará a demoler el paso superior. Se habilitaría un acceso provisional al vial del túnel de Eirís para aliviar el tráfico de salida del hospital.

Compartir el artículo

stats