Kiosco

La Opinión de A Coruña

Vecinos del Orzán piden una comisión sobre el impacto del ocio nocturno

La Policía Local ha intervenido en la zona en más de 300 ocasiones en los últimos seis meses por ruido e infracciones de locales

Jóvenes en la calle en la zona del Orzán, en horario nocturno. | // L. O.

Los vecinos del Orzán siguen pidiendo actuaciones para acabar con el ruido que el ocio nocturno provoca en la zona. La Valedora do Pobo atendió sus demandas e instó al Concello a tomar medidas. Se reforzó la seguridad en la zona y la Policía Local incorporó cámaras a sus patrullas para vigilar estas calles durante el fin de semana. Fuentes municipales señalan que el 092 ha intervenido en la zona en más de 300 ocasiones en los últimos seis meses, por ruido, botellones e infracciones de locales, aunque no todas se convierten en sanción. Sin embargo, los vecinos volvieron a presentar sus quejas en una reunión con el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Ignacio Borrego, y el jefe de Seguridad, Carlos Touriñán, en la que propusieron crear una comisión de seguimiento. “Tenemos que ver si esto se resuelve a largo plazo. Pero no es fácil. El problema es que ha habido una permisividad excesiva con el ocio nocturno”, expone el presidente de la asociación vecinal de Ensenada del Orzán, José Luis Méndez.

Los residentes de este barrio que padece los problemas del ocio nocturno insisten en que la situación “viene de lejos”, solo interrumpida por la pandemia, piden hacer una comisión de seguimiento para reunirse “de forma periódica con miembros del Ayuntamiento y buscarle soluciones a los problemas”. El presidente de la asociación vecinal alerta de que “las medidas que ha tomado el Concello no han acabado” con el ruido. Méndez asegura que la forma de poner fin a esta situación es “multar” tanto a locales como a particulares.

En la reunión, los vecinos pidieron al Gobierno local que se comprometa a fijar una fecha “para cumplir la normativa estatal de 45 decibelios en horario nocturno en zonas residenciales”. También recordaron que hay locales que incumplen la norma de “evitar que el público efectúe sus consumiciones fuera del establecimiento o en la vía pública”, así como la de “ejercer la actividad con las puertas y ventanas cerradas para evitar la propagación de ruidos y sonidos al exterior”. “Tenemos vídeos de locales cometiendo esta infracción”, informa José Luis Méndez, quien detalla que muchos pub “sobrepasan los niveles de ruido”. E insiste: “Multar es la forma de atajar estos problemas”.

El Concello tiene pendiente iniciar una campaña de concienciación, propuesta por la Valedora do Pobo, para que sea posible compatibilizar ocio nocturno y descanso en el Orzán. De momento no se ha desvelado de cómo ni cuándo se hará. Además ha reforzado las patrullas, aunque a los vecinos les parece insuficiente, y ha ampliado hasta finales de mes el uso de videocámaras, que los agentes llevan en el pecho. También se restablecerán las cámaras de vigilancia en el cruce las calles Sol y Socorro.

Compartir el artículo

stats