La plaza de Europa de Culleredo acogió ayer una nueva edición de la Feira de Artesanía, que dispuso de 62 puestos. El mercado estuvo amenizado por las actuaciones folclóricas de Ancoradoira (que se tuvo que trasladar al auditorio por la lluvia) y Catalmimbre y la Discocleta do Señor Lilí. El programa festivo incluyó también los espectáculos Mil maxias máis y Museo imposible, del Mago Antón y Dani García respectivamente.