La distribuidora eléctrica de Naturgy UFD ha anunciado que intensificará el control del fraude eléctrico en A Coruña por el incremento de conexiones ilegales para reducir el coste de la energía. La compañía recuerda que este tipo de actuaciones puede provocar incendios y accidentes que pueden poner en riesgo la seguridad de las personas, por lo que ha establecido un plan para detectar y desconectar conexiones fraudulentas y manipulaciones de contadores, especialmente en los municipios de A Coruña, Arteixo, Carballo y Oleiros.

Desde enero de 2021, UFD ha realizado en la provincia de A Coruña más de 9.100 actuaciones, de las que casi un 40% corresponden a 2022.

Según cifra la compañía, el fraude eléctrico en Galicia representa más de 93 millones de euros al año, con una media de 55 euros anuales por cada cliente que cumple las obligaciones de pago.

Entre 2008 y 2013, las conexiones fraudulentas crecieron un 28% y desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, esta práctica ha aumentado un 7,5%.