Kiosco

La Opinión de A Coruña

Pérdida de industria en A Coruña: el comercio ya es un tercio de los ingresos de las grandes empresas, el doble que las manufacturas

En 2020 la participación comercial en la facturación fue la que más creció, y la industrial la que más bajó

Manifestación de los trabajadores del metal el pasado miércoles. | // VÍCTOR ECHAVE

La terciarización de la economía coruñesa y el declive de la industria se agudizaron en el 2020. De acuerdo con la base de datos Ardán de la Zona Franca de Vigo, que recopila para el primer año del COVID información sobre las principales 2.124 empresas del municipio, ese año las 619 que se dedican al comercio o a la reparación de vehículos facturaron 2.600 millones de euros, un 33,1% del total, en comparación con el 30,8% del año anterior. En 2019 había sido un 30,8%. Mientras tanto, la industria manufacturera pasó de un 19,3 a un 16,9% de la facturación.

Fue un año malo para casi todos los sectores, pero menos para el comercio, que vio descender sus ingresos en un 3,9% mientras que los de la industria se desplomaban un 22,5%. De los 19 sectores económicos en los que se dividen las grandes empresas coruñesas estudiadas por Ardán, la participación del comercio en la facturación fue la que más creció, y la de la industria manufacturera la que más descendió.

La crisis del COVID se suma al proceso de desindustrialización de la comarca, que ha vivido este mes movilizaciones de los empleados del metal pero que perdió un quinto de sus empresas del sector secundario desde 2012. Ese año, el 9,3% de los trabajadores coruñeses estaban en las fábricas; en 2020 la cifra descendió hasta el 8%.

El golpe en la hostelería, si bien representa un porcentaje de la facturación mucho menor que la industria entre las grandes empresas, fue mayor que en esta. Las sociedades dedicadas al alojamiento y la venta de comida y bebida recogidas en Ardán pasaron de facturar 190,6 millones de euros en 2019, el 2,1% de los ingresos totales de las empresas estudiadas, a 95,6 millones, el 1,2%.

También hubo un descenso de 0,9 puntos en las sociedades dedicadas a la actividades administrativas y auxiliares, que pasaron de unos ingresos conjuntos de más de 342 millones a 239, con un descenso en el peso total del 3,9 al 3%. Aún mayor, si bien desde un punto de partida superior, fue la caída en las actividades financieras y de seguros, del 4,8 al 3,6%. Supuso pasar de una facturación de 424,6 millones a una de 286,3. En las empresas dedicada a las actividades artísticas y recreativas (que incluyen empresas de apuestas y deportivas) la participación bajó del 5,2 al 4,5%. En números absolutos, de casi 459 millones a 355,4.

En cuanto a los sectores que aumentaron su participación, el más destacado, tras el comercio, es el de las actividades profesionales, científicas y técnicas, que subió del 5 al 6,4%. Agrupa desde abogados a ingenieros, y fue de los pocos en los que aumentó la facturación en 2020, un 6,5%. Le siguen las actividades inmobiliarias, que suben del 2,1 al 2,9% tras ingresar un 10,1% más.

Las mineras, las más grandes

Entre los sectores presentes en el informe Ardán, las facturaciones más bajas, fuera del apartado minoritario de las sociedades auxiliares de la administración, se dieron en 2020 en la hostelería, con una media de unos 727.000 euros. Las más altas en las empresas extractivas, con 10,1 millones. En el comercio, la media es de 4,2 millones, y el promedio de las facturaciones recogidas en el informe Ardán es de unos 3,7 millones.

Las empresas manufactureras, pese a la bajada de la facturación, alcanzaron unos ingresos medios de casi 9,5 millones de euros, el segundo mayor promedio de los 19 sectores económicos presentes entre las grandes empresas de la ciudad.

En relación con la industria, Marea Atlántica llevará este viernes al próximo pleno de la Diputación una moción en solidaridad con las jornadas de huelga de los trabajadores del metal vividas este mes, con las que los empleados rechazan la propuesta patronal de desvincular la actualización de los salarios de la subida del coste de la vida. El portavoz provincial de la formación, Alberto Lema, indica que “no puede permitirse este retroceso en los derechos laborales de un sector estratégico”.

Compartir el artículo

stats