Kiosco

La Opinión de A Coruña

Omar Hatamleh | Presidente ejecutivo de Ecosystems 2030, exdirector de innovación de la NASA

Omar Hatamleh: “La educación debe cambiar para adaptarse al avance de la tecnología”

“Es difícil predecir qué tecnologías innovadoras habrá en 2030 porque el 60% de los trabajos que haya en el futuro hoy todavía no existen”

Omar Hatamleh, ayer en la plaza de María Pita. La Opinión

Omar Hatamleh (Granada, 1968) estudió cuatro carreras científicas. Reside desde hace 30 años en Estados Unidos, donde ha sido director ejecutivo y de innovación de la NASA. Experto en innovación tecnológica, es autor del libro Between brains, que analiza la relación entre los hombres y la inteligencia artificial. Preside Ecosystems 2030, congreso que la próxima semana se celebra en la ciudad, y que presentó ayer.

Quien se queda atrás en tecnología, ¿está hoy perdido?

Si eres reactivo, estás fuera. Hay que ser totalmente proactivo, estar al tanto de todos los avances tecnológicos y tener una visión estratégica del futuro. Cambia todo tan rápido y la competencia es tan grande, que no sabes qué harás en cinco o diez años. Mientras tanto, no te puedes quedar atrás.

De todas las tecnologías actuales, ¿cuál es la que tiene más impacto en la sociedad?

Sin duda, la inteligencia artificial. Lo va a cambiar todo. Tiene ventajas y desventajas, ayuda en muchísimos ámbitos y puede causar algún problema también. Por eso es necesario conocerla bien a través de congresos como este Ecosystems 2030.

¿Es la tecnología más eficiente?

Combinada con la computación cuántica, sí, por las posibilidades ilimitadas de hardware y software. Es que la inteligencia artificial está absolutamente en todos los ámbitos de la vida.

Cuando se enfatiza tanto su alcance uno tiene la impresión de que relega la inteligencia natural.

Decimos siempre que cuanto menos artificial sea la inteligencia artificial, mejor. Hay tres fases: ahora estamos en la fase weak (débil) IA, dando pasos de bebé; en cinco años estaremos en fase de IA general; y en 20 o 25 habrá una súper IA a la que la gente tiene mucho miedo y que causará una transformación mayor.

¿En qué ámbitos debe tener más presencia no solo la IA, sino la tecnología en general?

La ética tiene que evolucionar a un nivel que vaya acorde con la tecnología. En el campo de la medicina, su aplicación conseguirá que los humanos vivamos mucho más tiempo. La educación tiene que cambiar completamente para adaptarse al avance de la tecnología porque no avanza al mismo nivel; deben crearse puentes entre la educación y las industrias. En el futuro va a haber coches autónomos. La tecnología cambia la economía: los sistemas económicos están diseñados para que la gente se jubile con 65 años, pero podrían adaptarse hasta la vida por encima de los 100 años.

Con ese horizonte de 2030, ¿pueden predecir tecnologías innovadoras para ese año?

Tenemos una idea de dónde está lo emergente y qué cambia, pero es difícil predecirlo porque el 60% de los trabajos que habrá en el futuro hoy no existen. Para hacer análisis en este sentido hay que saber el número de patentes que habrá, de publicaciones en área específica, de start ups, inversiones...

¿Qué repercusión puede tener un congreso como Ecosystems 2030 en A Coruña?

Va a venir gente que se encuentra entre las personas más inteligentes e influyentes del mundo, lo que posiblemente repercuta en inversiones para la ciudad. Hemos recibido un gran respaldo del tejido empresarial de A Coruña. Las nuevas generaciones tienen una oportunidad fantástica para comprender lo que pasa en el mundo en la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. Y los ejecutivos tienen la ocasión de planificar mejor sus estrategias.

Compartir el artículo

stats