Kiosco

La Opinión de A Coruña

La reordenación de las fincas hará posible construir en un solar de la ronda de Outeiro

Es uno de los últimos solares vacíos en esta vía u La distribución de las parcelas impedía edificar en ellas de forma aislada | El Concello denegó en febrero la licencia solicitada

Solar del número 270 de la ronda de Outeiro, ahora usado como aparcamiento de Eroski. Víctor Echave

La Junta de Gobierno Local aprobó el pasado miércoles la normalización de las fincas existentes en el solar que se corresponde con el número 270 de la ronda de Outeiro, uno de los últimos sin edificar en esa vía, utilizado hasta ahora como aparcamiento de un supermercado Eroski, lo que hará posible que los propietarios del terreno levanten un edificio que contará con en torno a 30 viviendas. Los promotores habían solicitado en 2018 licencia para construir en este mismo lugar un inmueble que tendría 23 viviendas, aunque el Gobierno local la rechazó el pasado mes de febrero porque incumplía la normativa urbanística.

Los propietarios de cinco de las seis fincas que componen el solar iniciaron en abril de 2020 el procedimiento de normalización de las parcelas, que tienen una superficie total de 1.174 metros cuadrados, de la que ellos poseen 1071, y cuya distribución hacía complejo el diseño de un edificio, por lo que recurrieron a esta fórmula para reordenarlas, tal y como permite el plan general municipal.

La normalización de fincas consiste en una distribución de los derechos y cargas entre los propietarios de diferentes parcelas cuando se realiza en suelo urbano consolidado, ya que es el único sistema permitido en ese tipo de situaciones, según establece la Ley de Suelo de Galicia. El plan general no prevé la puesta en marcha de una normalización en estos terrenos, por lo que sus promotores debían acreditar previamente que disponían de más del 50% de las fincas afectadas.

En la propuesta presentada al Concello, argumentaron que las seis fincas del solar “no disponen de la geometría que permita acometer su edificación de forma independiente”, por lo que solicitaron la regularización de las parcelas “para garantizar una colmatación lógica de la manzana”. Aunque una de las fincas no es propiedad de los promotores de esta iniciativa, estos advirtieron de que “presenta las mismas deficiencias” que impiden edificar en cada una de ellas de forma aislada, por lo que estimaban procedente llevar a cabo la normalización.

Conformidad

También aportaron un escrito enviado por el supermercado Eroski, que tiene arrendado ese suelo para su uso como aparcamiento, en el que da su conformidad a dejar de usarlo para permitir la edificación y se compromete a liberarlo en el plazo de quince días desde que reciba la notificación.

El acuerdo alcanzado entre los propietarios configura las parcelas de forma que todas puedan tener vistas a la fachada opuesta a la ronda de Outeiro a partir de la primera planta, para lo que podrían crearse si fuera necesario servidumbres de luces sobre la finca que tendrá acceso desde la calle Agra do Orzán.

La denegación por el Concello de la licencia para edificar que fue solicitada en 2018 se debió a que el inmueble afectaría al supermercado, mientras que los dormitorios diseñados para dos plantas del inmueble no dispondrían de las condiciones adecuadas de ventilación e iluminación, según los técnicos municipales. También se apreció la falta en la documentación aportada de una identificación clara de las parcelas en las que se construiría, así como la ausencia de los accesos al garaje desde la vía pública en los planos presentados, lo que impedía determinar si se ajustaban a la normativa.

Una vez recibida la autorización municipal para la normalización de los terrenos, los promotores dispondrán de una parcela con una forma más adecuada para diseñar el edificio, que además podrá contar con un mayor número de viviendas.

Compartir el artículo

stats