Kiosco

La Opinión de A Coruña

San Juan en A Coruña

Los barcos del cerco confían en que la sardina compense la bajada de capturas de jurel

Prevén que los precios aumenten por el San Juan | El kilo de sardina se paga en lonja a 1,5 euros | Pesca se abre a subir el cupo durante esta semana hasta las 12 toneladas semanales

Sardinas a la venta en uno de los mercados de la ciudad. | // CARLOS PARDELLAS

Empieza la semana de San Juan y los barcos del cerco confían en que la sardina dispare su precio y que eso les ayude a cuadrar sus cuentas, ya que, según explica el presidente de la Lonja de A Coruña, Juan Carlos Corrás, están pescando “muy bien”, cubriendo el cupo máximo que cada uno de los barcos tiene establecido —entre 40 y 60 toneladas diarias— y que les ayude a compensar las malas capturas del jurel, que esta campaña se está mostrando esquivo.

En la lonja coruñesa descargan habitualmente entre 20 y 25 barcos del cerco y el precio medio de la sardina oscila entre los 1,50 y los dos euros esta campaña. Corrás apunta a que el precio podría incrementarse mucho más estos días, ya que, coincidiendo con la semana de la celebración de San Antonio, en Portugal, donde también es típico comer sardinas, el pescado se pagó a tres euros por kilo en la lonja.

“El cerco está sufriendo mucho esta campaña con el jurel, porque bajaron mucho las capturas, esperemos que esta semana, que es corta, porque el viernes ya es San Juan, sigan pescando bien y lo compensen con la sardina”, explica Corrás, que asegura que, si Pesca aumentasen los cupos de esta especie, los barcos llevarían mucho más pescado a la subasta.

En ese sentido, la Secretaría General de Pesca quiere abrir desde hoy la mano para que la flota pueda aumentar sus capturas, llegando a los 12.000 kilos por semana y barco para abastecer la demanda y que los armadores puedan lograr una mayor rentabilidad.

España y Portugal regulan la captura de sardina ibérica, que no está sujeta al sistema de cuota de la Unión Europea. En 2017 la población de esta especie tocó fondo, por lo que ambos países decidieron poner en marcha un plan de gestión que permitiese su recuperación. Con el paso de los años, y con mucho sacrificio en forma de disminución de capturas por parte de la flota, Lisboa y Madrid lograron el visto bueno del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES) para poder establecer un cupo anual de hasta 50.000 toneladas.

El cupo fijado para este año para la flota española es de 14.827 toneladas, de las que 8.688 se pueden capturar en aguas del Cantábrico Noroeste, incluyendo los 150 barcos de cerco de Galicia y aquellos con licencia para el xeito.

En lo que va de año, y según la Plataforma Tecnolóxica da Pesca, las lonjas de la comunidad gallega recibieron más de 2.230 toneladas de sardina, cuyo valor de venta rozó casi los tres millones de euros. Las cifras crecerán exponencialmente debido a la fuerte demanda del período veraniego, cuyo punto de partida es el próximo jueves con la noche de San Juan.

Con esta realidad en mente, la Secretaría General de Pesca envió un borrador al sector en el que propone un incremento de los máximos de capturas por barco. El plan inicial establecía que a partir del pasado 1 de junio los barcos de ocho tripulantes o menos podrían capturar 4.500 kilos entre lunes y viernes y 3.600 entre jueves y viernes; mientras, los de nueve o más tripulantes dispondrían de 6.000 y 4.600 para, respectivamente, los mismos días. Con la nueva propuesta, la cantidad semanal en el primer caso será de 12.000 kilos para los barcos de nueve o más tripulantes (2.000 los tres primeros días de la semana y 3.000 de jueves a viernes) o de 8.500 kilos para los de ocho o menos (1.500 de lunes a miércoles y 2.000 entre jueves y viernes.

El precio de la sardina en la plaza, la víspera de la noche de San Juan del año pasado oscilaba entre los siete y los diez euros.

Compartir el artículo

stats