Kiosco

La Opinión de A Coruña

El interventor ve excesivos los 5,4 millones de ayuda estatal a Tranvías que aprobó el Concello

Rechaza que se incluya el beneficio industrial de la empresa para justificar la reducción de ingresos sufrida por la pandemia | Advierte de que el Estado puede reclamar la devolución y que el Gobierno local será responsable

Demostración de desinfección de un bus urbano, en septiembre de 2020. Carlos Pardellas

La concesión de una subvención estatal de 5,4 millones de euros a la Compañía de Tranvías aprobada ayer por la Junta de Gobierno Local como compensación por la disminución de ingresos a causa de la pandemia durante 2020 recibió un reparo del interventor municipal, que discrepa de la cantidad que debe recibir la empresa concesionaria del transporte urbano. Según explica en su informe, para calcular la ayuda no debe incorporarse a los costes del servicio el beneficio industrial que tendría que obtener la compañía, fijado por el Concello en el 15% y que alcanzaría los 2.039.100 euros, ya que entiende que esta fórmula supondría “un auténtico seguro de beneficios mínimos o un resarcimiento de todos los perjuicios sufridos” .

Con ese cálculo, los ingresos obtenidos por la empresa superarían en 1.759.262,63 euros a los costes de prestación del servicio, por lo que considera que esa diferencia debería ser devuelta al Estado. El funcionario responsable de la fiscalización de las cuentas municipales no pone sin embargo obstáculos a la entrega de esa cantidad al tener en cuenta que esa decisión no pone en riesgo la economía del Concello porque los fondos son estatales.

Pero también advierte que las arcas estatales sí que podrían resultar perjudicadas y que la Intervención General del Estado puede exigir su devolución si aprecia alguna irregularidad, de forma que la responsabilidad recaerá en ese caso sobre el área de Movilidad y también sobre los miembros de la Junta de Gobierno Local.

También señala el interventor que “teniendo en cuenta el principio de que el que paga manda” y que el decreto que regula estas subvenciones “no es, por decirlo de alguna manera, suficientemente claro”, ante las dudas que le plantea la ayuda propuesta por el Gobierno local “debería consultarse si es posible destinar esta subvención a la compensación propuesta”.

A pesar de que se muestra contrario a incluir el beneficio industrial entre los costes del servicio, también critica que deba ser del 15%, estimado por el Concello tomando como base el contrato de la concesión, ya que en la actualidad el porcentaje está fijado en el 6% desde la bajada de tarifas aprobada por el Gobierno local de Marea Atlántica, que entró en vigor a principios de 2019.

Recuerda además que está pendiente una resolución del Tribunal Supremo sobre este asunto, tras la sentencia del Superior de Galicia que anuló la reducción del precio del bus. En caso de que se aplicase solo el 6% de beneficio industrial a los ingresos de Tranvías, alcanzarían 1.080.665,76 euros, de forma que la cantidad que sobrepasaría los costes sería de 678.596,97 euros.

Consultado por este periódico sobre el informe de la Intervención Municipal, el Gobierno local eludió hacer comentarios acerca del mismo debido a que el reparo presentado no es suspensivo y a que el expediente cuenta con el respaldo del departamento de Movilidad y de la asesoría jurídica del Concello. Ese último servicio es personal ajeno a la administración municipal contratado por el Ejecutivo municipal para prestarle apoyo a la hora de adoptar resoluciones.

En el decreto que publicó el Ministerio de la Presidencia sobre estas ayudas el 9 de junio de 2021 figura que en el caso del Concello coruñés los ingresos computables del servicio de transporte urbano en 2020 fueron de 13.618.874,89 euros, mientras que la subvención que le correspondería es de 5.447.549,96 euros.

Para justificar la necesidad de esta ayuda, Tranvías presentó un informe en el que detalló que en 2020 tuvo 9.380.059 viajeros menos que el año anterior, lo que supuso un descenso del 40,8%. El número de viajes realizados cayó además un 66% y los ingresos un 41,5%, ya que pasaron de 23.234.965,03 euros en 2019 a 13.594.000,56 euros en 2020 a causa de la pandemia. A esto añadió que la reducción del número de kilómetros realizados por sus autobuses fue de solo el 9,7% y que el coste de las medidas de seguridad aplicadas para hacer frente al COVID-19 superaron los 130.000 euros, de forma que “el ahorro obtenido por la reducción del servicio apenas compensa las pérdidas sufridas por la reducción de viajeros”.

Tras exponer estos datos, Tranvías reclamó el abono de 5.447.549,96 euros como compensación por la pérdida de ingresos, cifra que se corresponde exactamente con la aprobada por el Gobierno central para el transporte urbano coruñés.

El acuerdo de la Junta de Gobierno Local para la aprobación de la entrega de la ayuda se produce once meses después de que el Concello disponga de ella, ya que la fecha de ingreso en las arcas municipales fue el 16 de julio del año pasado. Este hecho llevó ya a la Compañía de Tranvías a reclamar su abono el pasado mes de diciembre, cuando ya habían transcurrido cinco meses desde la recepción de la ayuda.

La empresa recordó sobre este retraso que desde el inicio de la pandemia había asumido “el enorme impacto de las pérdidas producidas por el COVID-19” tan solo con sus propios recursos y que desde entonces no había “recibido ninguna ayuda a la explotación”, por lo que advertía de que el Concello “no puede por tanto seguir reteniendo estos fondos por más tiempo, ya que no existe ninguna causa que así lo justifique”.

A pesar de este requerimiento, el Gobierno local no aceleró la tramitación de este expediente, en el que el informe del departamento de Movilidad fue firmado a mediados de mayo y el de la asesoría jurídica el pasado viernes.

Compartir el artículo

stats