Kiosco

La Opinión de A Coruña

El Concello de A Coruña cubrirá en 2023 el déficit de Emvsa por los trabajos que le encarga realizar a pérdida

Acumuló pérdidas de unos 1,6 millones de euros entre 2016 y 2020 por la gestión de multas, Bicicoruña y la fábrica de armas, y recibió este año una ampliación de capital como “parche”

Exterior de las instalaciones del polideportivo de O Castrillón, que gestionará Emvsa. | // CARLOS PARDELLAS

De acuerdo con el director general de la Empresa Municipal Vivienda, Servicios y Actividades (Emvsa), Jaime Castiñeira, en los presupuestos del Concello para el próximo año “se dotará una partida” para cubrir los descubiertos que ocasiona a la compañía pública realizar a pérdida servicios para el Ayuntamiento. Entre ellos destacan la gestión de Bicicoruña, el servicio de multas y la fábrica de armas, que entre octubre de 2016 y septiembre de 2020 supusieron pérdidas acumuladas de 1,6 millones de euros.

Este mes, la empresa recibió una ampliación de capital de 830.000 euros que, en la práctica, es una transferencia de fondos del Concello, que es el único propietario. El Gobierno local defendió que el dinero permitiría objetivos de este año, como la apertura del polideportivo de O Castrillón y el aumento de la bolsa de alquiler municipal, pero PP y BNG señalaron que los fondos irían a cubrir parte del déficit acumulado durante los ejercicios pasados.

Castiñeira realizó ayer la misma interpretación, ya que se refirió a la ampliación de capital como un “parche” que permitirá a la compañía llegar hasta final de año con liquidez suficiente, pero reclamó que las aportaciones se hagan “de manera continuada”.

Para el responsable de Emvsa, es necesaria una partida que “solvente las diferencias entre el coste real del servicio” y lo que aporta a la empresa, de manera que “si en un aparcamiento recaudas 100 y causa 150” euros de gastos, el Ayuntamiento, que realiza las encomiendas a Emvsa, cubra la diferencia.

Castiñeira defendió que “hay un compromiso del consejo de administración” de la empresa para regularizar estas encomiendas. Este está presidido por la alcaldesa, Inés Rey, y formado por miembros del Gobierno local y de Marea, el PP y el BNG.

Entre los consejeros se encuentra el concejal de Urbanismo, Vivienda, Infraestructuras y Movilidad, Francisco Dinís Díaz Gallego, que estaba presente en el acto de presentación del nuevo servicio de Bicicoruña en el que el presidente de Emvsa realizó estas declaraciones, si bien el edil no se pronunció acerca de ellas.

La empresa pidió 1,2 millones

Castiñeira había reclamado que la ampliación de capital de este año fuese de 1,25 millones de euros para “solventar las dificultades de tesorería” que derivan los encargos deficitarios que le impone el Ayuntamiento, y que se espera que sigan causando pérdidas a lo largo de este año.

De acuerdo con documentación de la propia EMVSA, que se presentó en el consejo de administración de marzo de este año, entre 2016 y 2021 los ingresos por la gestión del servicio de multas fueron siempre menores que los ingresos, y no recibe remuneración directa por la gestión de la fábrica de armas.

Además, la sociedad arrastra otras cargas. Una de las mayores es una deuda de unos 2,7 millones con Abanca, relacionada con el aparcamiento de Matogrande. Este año tendrá que pagar por ella unos 423.000 euros.

Compartir el artículo

stats