Las obras de mejora del cruce de la avenida de Fisterra y la calle paseo de los Puentes comenzaron esta semana con el objetivo de mejorar la seguridad peatonal y la accesibilidad para las personas con movilidad reducida. Entre las actuaciones previstas se halla la modificación de la isleta existente ahora en el centro del paso peatonal, en la que se instalará la parada del bus urbano situada ahora a la altura del número 84 de la avenida.

El paso de peatones será del tipo elevado para reducir la velocidad del tráfico procedente del paseo de los Puentes, cuyo último tramo será modificado y dotado nueva señalización. También se plantarán nuevos árboles y se ampliarán las zonas ajardinadas y el mobiliario urbano.

El Concello prevé instalar próximamente otro paso de peatones elevado en la calle Magistrado Manuel Artime y en la avenida de A Concordia en el entorno del colegio público Juan Fernández Latorre, en el barrio de O Castrillón.