Kiosco

La Opinión de A Coruña

Las bibliotecas externalizadas cerrarán de nuevo el jueves por el impago al personal

El Ágora, el Fórum, Mesoiro, Os Rosales, Sagrada Familia y Durán Loriga no tuvieron servicio ayer, y los empleados, que no han cobrado la extra de junio, protestaron ante el ayuntamiento

Empleadas de las bibliotecas en la protesta de ayer en María Pita. | // VÍCTOR ECHAVE

La mayor parte de la red de bibliotecas municipales está externalizada, y la gestiona la empresa LTM Servicios Bibliotecarios, que no ha pagado la extra del mes pasado a sus 75 empleados. En la mañana de este lunes hicieron huelga en los seis centros que tienen en la ciudad (Sagrada Familia, Os Rosales, Durán Loriga, Fórum Metropolitano, Ágora y el punto de Mesoiro, junto con los servicios centrales), y, aunque volverán a trabajar el martes y el miércoles, el paro se repetirá el jueves, y continuará de manera “intermitente” hasta que reciban una solución “formalmente” y por escrito.

Los empleados se manifestaron en la mañana de este lunes delante del Concello, que contrató a LTM por concurso. Según señaló la presidenta del comité de empresa, Elisabeth Rodríguez, el pasado viernes se reunieron con el Gobierno local, que les prometió una solución pero “sin una propuesta concreta”, y, aunque este lunes volvieron a hablar la alcaldesa y responsable de Cultura, Inés Rey, sigue sin haber medidas específicas.

El Gobierno local afirma que los trabajadores tienen “todo su apoyo” y que “recurrirá a todos los medios a su alcance” para garantizar el cobro de las nóminas y la estabilidad laboral de la plantilla. El pago de las nóminas, recuerda el Ayuntamiento, es una de las “obligaciones” del concesionario. Según el Gobierno local, está pagando “puntualmente” las transferencias a la empresa, de unos 2,7 millones al año.

Este diario intentó ponerse en contacto con LTM, sin éxito, pero, según la presidenta del comité de personal, la empresa les indica que “no tiene dinero” para realizar el pago de la extra del mes pasado. Esto, señala Rodríguez, les da sensación de “inestabilidad” y lleva a los empleados a pensar que puede haber otros impagos en el futuro.

En la manifestación de este lunes los bibliotecarios corearon consignas contra los “pliegos precarios”, esto es, los bajos precios que ofertó el Gobierno local para la concesión, y Rodríguez ligó los “problemas” de cobro a que estos centros no estén municipalizados, como otros que el Ayuntamiento gestiona directamente.

Apoyo de la oposición

Todos los grupos de la oposición municipal han apoyado a los huelguistas y entre los reunidos en María Pita para protestar por la situación de las bibliotecas se encontraban los portavoces de PP, Marea y BNG. El primero de estos grupos llevará una moción al pleno del jueves para que el Ayuntamiento dé una solución.

Su portavoz, Rosa Gallego, señala que si la empresa no paga se le deben aplicar penalizaciones previstas en el contrato, y si el problema persiste, “resolverlo y licitar uno nuevo de urgencia”, pagando directamente a los trabajadores. La portavoz de Marea, María García, ofreció su apoyo al Gobierno local para remunicipalizar el servicio.

Al pleno acudirán también los trabajadores y se presentará una pregunta del BNG y otra de Marea Atlántica, que interrogará al Gobierno local sobre por qué se consiente que la empresa “incumpla una y otra vez” los pagos (hubo un amago de huelga por otra amenaza de retener nóminas en 2019). La edil no adscrita Isabel Faraldo presentará una iniciativa para “exigir el pago puntual de los salarios”.

Compartir el artículo

stats