Kiosco

La Opinión de A Coruña

Antón de Santiago, figura clave de la música y el carnaval coruñeses, muere a los 77 años

Fue cantante lírico, compositor, docente y actor | Recuperó los Apropósitos que su abuelo había creado para el Entroido

Antón de Santiago, en el centro, en la representación del Apropósito de 2009. Carlos Pardellas

El barítono, compositor y actor coruñés Antón de Santiago murió el pasado lunes a los 77 años. Con su fallecimiento, la música, en especial la lírica, y el carnaval de A Coruña pierden a una de sus figuras emblemáticas gracias a la amplia actividad cultural que desarrolló a lo largo de toda su vida. Su madre, Mercedes Montero, fue tiple en la Agrupación Lírica Ofelia Nieto y trató de orientarle hacia la zarzuela y la ópera debido a sus dotes vocales, pero sus primeros pasos en el canto fueron con Cántigas da Terra y El Eco.

Ya a los dieciséis años actuó en los Apropósitos, una pieza teatral satírica genuinamente coruñesa, que su abuelo Antonio Santiago Álvarez, conocido como Nito, representaba todos los carnavales y que alcanzaron una gran popularidad. Comenzó sus estudios de música en el Conservatorio Profesional y tuvo que dejarlos temporalmente, lo que le llevó a dedicarse al teatro en la Agrupación Cultural O Facho. Regresó a sus estudios de canto y debutó en 1974 con recital en la Casa de la Cultura del jardín de San Carlos en el que interpretó música gallega acompañado al piano por Ramiro Cartelle.

En los años siguientes actuó en diferentes ciudades gallegas y en el Festival de la Ópera coruñés. En 1977 ingresó en la Escuela Superior de Canto de Madrid y año siguiente el cambio de su voz le llevó a adoptar el registro de barítono y a cambiar su repertorio. En 1983 protagonizó la ópera A represa e o río, compuesta por su abuelo y Mili Porta, mientras que en el Teatro Español de Madrid participó en la representación de Macbeth. Al año siguiente obtuvo el primer premio en el Concurso Nacional de Canto y en 1985 entró en la Radio Autonómica Galega para dirigir el magazine A Peneira y luego la sección de cultura.

En 1989 entró como profesor de canto en el Conservatorio Superior de Santiago, del que pasó al de Vigo y posteriormente al coruñés. También desarrolló una intensa labor investigadora sobre la música que se tradujo en numerosas publicaciones sobre esta materia, entre ellas un libro acerca de Ofelia Nieto, así como artículos en la prensa. Fue miembro desde 2018 del Instituto José Cornide de Estudios Coruñeses, en el que ingresó con el discurso La música gallega del Rexurdimento. Su compañero en el instituto José Ramón Soraluce destacó ayer el informe El Patrimonio Musical de A Coruña que elaboró, así como su “enorme capacidad de trabajo en todo lo relacionado con la música y el teatro” que deja un “valioso legado, mediante publicaciones, ediciones musicales, periodismo, críticas e interpretaciones”.

En 1983 recuperó los Apropósitos y luego creó la Compañía de Apropósitos Nito., por lo que la Agrupación de Comparsas coruñesas calificó ayer de “irreparable” su pérdida al ser un defensor del carnaval coruñés en todas sus facetas”.

Compartir el artículo

stats