Kiosco

La Opinión de A Coruña

De un invierno con solo una venta a vestir a la Reina Letizia

La esposa de Felipe VI elige un vestido de la firma coruñesa Boüret, nacida en la estela de la crisis de 2008 y que hoy triunfa a nivel global

Así es el vestido de la firma Böuret, de A Coruña, que luce la reina Letizia

Así es el vestido de la firma Böuret, de A Coruña, que luce la reina Letizia Víctor Echave

Para ver este vídeo regístrate en La Opinión de A Coruña o inicia sesión si ya estás registrado.

Así es el vestido de la firma Böuret, de A Coruña, que luce la reina Letizia Sara Vázquez

Hubo un invierno, el segundo o tercero después de abrir, en el que vendimos solo un vestido. Aún recuerdo cuál y a quién”, cuenta la propietaria de la firma coruñesa de moda Boüret, Vanessa Datorre, en su estudio de la calle Real, cuando todavía no ha podido recontar el aluvión de pedidos en la web de su vestido Luna Diamante midi, después de que la reina Letizia luciera ese modelo, en azul marino, en los premios Princesa de Girona. La elección de la Reina consagra una firma que, a base de “picar piedra” y soñar sin más techo que “el cielo y más allá”, se ha consolidado entre las preferidas de novia e invitada en España, Asia, Kuwait y Guatemala, explica Datorre.

La Reina, con el vestido de Boüret, junto a la Princesa.

La Reina, con el vestido de Boüret, junto a la Princesa. Toni Albir / Efe

La firma abrió su tienda, en la calle San Andrés, en 2010, en plena estela de la crisis que estalló en 2008. “El cierre siempre estaba ahí como posibilidad, porque eran momentos muy difíciles, no había bodas ni eventos, y en invierno no había nadie por la calle. Pero yo, en realidad, jamás pensé en tirar la toalla”, asevera la dueña.

19

'Luna Diamante', el vestido de la marca Boüret, firma de moda de A Coruña, que ha llegado al armario de la Reina Letizia Víctor Echave

Boüret tuvo presentes esos difíciles inicios cuando la pandemia hizo temblar la economía. Lanzó entonces, en la primavera de 2020, una convocatoria en redes sociales para regalar uno de sus conjuntos más exitosos, el Kate, a una invitada a un evento en esa temporada que les contase su historia por e-mail.

Hoy, ha cumplido el sueño de vestir a la Reina. Datorre asegura que, si pudiera elegir a una personalidad que luciera un diseño suyo, escogería “a la reina Letizia otra vez”. “Tiene una imagen muy buena, sale en prensa en todo el mundo y luce los vestidos muy bien”, asegura. Si se incluye en la lista de deseos a personalidades históricas, ya no presentes, sí hay una a quien le encantaría haber vestido: Audrey Hepburn. En caso de que a la Reina quisiese repetir con su firma y se dejase aconsejar, Datorre le sugeriría el vestido Callas para “una supercena de gala”.

La diseñadora y empresaria asegura que no sabía que doña Letizia fuese a llevar un vestido suyo. “Me avisó una amiga de que estaba viendo el vestido en la tele, en los premios, cuando yo entraba en casa, así que llegué a verlo en directo. Fue un momentazo”, confiesa. Afirma que Boüret reniega de prácticas como ceder prendas suyas a famosas para darles visibilidad. “Se nota cuando alguien lo compra porque de verdad le gusta y lo disfruta”, considera. La firma coruñesa no ha necesitado recurrir a esas herramientas para que celebrities como Tamara Falcó o Toni Acosta hayan lucido modelos de su creación.

La marca, que nació con dos socias, ha crecido, ahora con Datorre al frente en solitario, hasta contar con nueve trabajadoras, entre la patronista, Esther Álvaro; las empleadas de tienda y las costureras. Con Balenciaga como referente, la propietaria reivindica la costura hecha en Galicia y mantiene el espíritu que dio origen al nombre de la marca: “Es la mezcla del apellido de Paul Poiret, que fue el diseñador que liberó a la mujer del corsé, y de Denis Boullet, que era su musa y mujer”.

Compartir el artículo

stats