Kiosco

La Opinión de A Coruña

La Sareb asegura que ofertó cinco pisos al Concello antes de acusarla de no cederlos

El Gobierno local elude confirmar si existió la reunión en la que se habría realizado el ofrecimiento | La alcaldesa destaca que la entidad niega disponer de viviendas para ceder

Antiguo edificio de la promotora Epamar que la Sareb gestiona en Palavea. Víctor Echave

Concello y Sareb mantuvieron una reunión en la mañana del martes a petición de la sociedad estatal en la que esta le ofertó la cesión de cinco viviendas en el municipio para que sean destinadas a alquiler social. Así lo aseguró ayer la entidad en respuesta al comunicado que hizo público el Gobierno local pocos minutos después de ese encuentro en el que reclamaba que le proporcionara pisos para dedicarlos a ese fin y denunciaba que, pese a haber afirmado siempre que carecía de ellos, “se pudo comprobar que sí que cuenta este organismo con inmuebles en la actualidad en la ciudad”.

Fuentes de la Sareb, que no pudieron detallar la ubicación de esas viviendas ofertadas, manifestaron a este periódico que sus responsables no comprenden la postura adoptada por el Ejecutivo municipal y destacan que el número de viviendas que esta sociedad posee en A Coruña no es elevado.

Al solicitar al Gobierno local que confirmase la existencia de esa reunión y de la oferta aludida por la Sareb, eludió pronunciarse sobre ambas cuestiones y tan solo comentó que ha pedido “en numerosas ocasiones a la Sareb la cesión de viviendas para uso social” y que “su respuesta siempre fue que no tenía disponibilidad”. Añadió que los responsables municipales son “conscientes de que sí la tienen”, por lo que exigen “que pongan pisos a disposición del Concello para uso social”.

La alcaldesa, Inés Rey, incidió ayer, durante una comparecencia informativa, en su reclamación a la Sareb, de la que dijo que el Concello le solicitó en varias ocasiones “que pusiera a disposición del Concello viviendas de las que dispone para dedicarlas a alquiler social”. Rey destacó que en todos esos casos hubo “una respuesta negativa”, pese a que el Gobierno local tuvo “conocimiento de que sí dispone de viviendas”. “Le exigimos que las ponga a disposición del Concello”, manifestó la regidora, quien añadió que planteó a la Sareb que informe al Gobierno local sobre la ubicación de esas viviendas, si están ocupadas o alquiladas, así como si necesitan reformas para poder ser habitadas.

“Hay una necesidad de viviendas sociales y tenemos que exigir a los organismos competentes que colaboren”, declaró Rey para justificar su exigencia a la sociedad estatal.

A preguntas de este periódico sobre cómo constató el Gobierno local la disponibilidad de esas viviendas, que hasta ahora la Sareb siempre había negado en A Coruña, la alcaldesa tan solo dijo: “Creemos que hay una serie de viviendas que se pueden ceder y esa es la comunicación que hemos enviado a la Sareb”.

Las fuentes de la Sareb consultadas por LA OPINIÓN recordaron que el principal objetivo de la entidad es recuperar la deuda que las entidades bancarias tienen con el Estado al haber asumido los créditos hipotecarios suscritos con promotoras que fueron afectadas por la crisis de la construcción, por lo que está obligada a vender el mayor número de solares, locales comerciales, viviendas y edificios para reducir ese endeudamiento.

La página web de la entidad informa que actualmente cuenta en A Coruña con 38 viviendas construidas y que tiene en marcha la construcción de otras 235. El últimos proyecto conocido es del terreno denominado Cantera de Mesejo, junto a Penamoa, en el que se permite la edificación de 139 viviendas.

La sociedad puso en marcha en 2013 un programa de cesión de viviendas a las administraciones públicas para que fuesen destinadas a fines sociales. Comunidades autónomas y ayuntamientos, que cuentan con las competencias en ese campo, son quienes reciben estos pisos, que en el conjunto del país alcanzan ya la cifra de 15.000.

En Galicia, la Xunta ha recibido 47 de esas viviendas, mientras que entre los ayuntamientos Miño es el único que cuenta con ellas al disponer de una cesión de doce. La finalidad de estas viviendas es resolver situaciones de emergencia social mediante el cobro de un alquiler asequible. La Sareb vende además estas viviendas a precios favorables a las comunidades autónomas, aunque de las 387 operaciones realizadas hasta ahora, ninguna fue con la Xunta. También la propia sociedad las alquila con precios reducidos a personas en situación de necesidad y alcanza ya los 1.115 contratos de este tipo.

Compartir el artículo

stats