Kiosco

La Opinión de A Coruña

Discotecas de A Coruña activan un protocolo para actuar ante posibles ‘pinchazos’

Locales de ocio nocturno refuerzan desde hace un mes su vigilancia ante desmayos y mareos | La Policía no tiene constancia de denuncias en la ciudad por este tipo de sumisión química

Jóvenes en una discoteca de A Coruña. | // VÍCTOR ECHAVE

Locales de ocio nocturno de la ciudad han activado un protocolo básico para actuar ante posibles casos de sumisión química a través de pinchazos. La alarma saltó hace unas semanas, cuando se conocieron los primeros casos registrados en Alemania: mujeres jóvenes que sufren estos ataques en discotecas para ser víctimas de abuso sexual. Los agresores, con una jeringuilla, les pinchan una sustancia que las marea hasta perder el conocimiento. De momento, en A Coruña, la Policía Nacional no tiene constancia de ninguna denuncia sobre estas situaciones, pero pubs y discotecas ya refuerzan su vigilancia.

La asociación Galicia de Noite, de la que es presidente Luis Diz, gerente de Pelícano y Playa Club, ha aprobado un protocolo que consiste en vigilar y controlar comportamientos sospechosos, sobre todo en caso de mareos o desmayos de clientas. De esta forma, los responsables de seguridad estarán pendientes en todo momento de si alguien se encuentra mal y también pedirán identificarse a las personas que abandonen el local con posibles víctimas, para comprobar si se trata de un amigo o de una persona desconocida que se niega a mostrar su DNI.

Además, si se produce un desmayo, los empleados del pub o discoteca atenderán a la persona. Tienen orden, también, de buscar a su grupo de amigos y, en caso de no encontrarlo, avisar a la Policía Nacional para hacer un seguimiento del caso. El objetivo es “garantizar la seguridad de las personas”, indican responsables de los pubs y discotecas que decidieron elaborar este protocolo hace casi un mes, cuando se conocieron los primeros casos en algunas ciudades europeas.

Algunos mensajes en redes sociales alertaron de un posible caso de sumisión química a través de un pinchazo en un local de la ciudad, pero fuentes de la Policía Nacional aseguran que, por el momento, no se ha registrado ninguna denuncia al respecto en A Coruña. Sí hay denuncias en otras ciudades españolas, como Ibiza o Bilbao, pero ninguna en ciudades gallegas. De todos modos, los establecimientos se preparan para evitarlo o denunciarlo y muchos jóvenes ya comparten manuales en sus redes para explicar síntomas y cómo actuar en caso de haber sido víctima del pinchazo.

Compartir el artículo

stats