Kiosco

La Opinión de A Coruña

Misión cumplida sobre la bocina

Aspronaga alcanzó el pasado viernes los 750 participantes y 6.000 kilómetros necesarios para recibir una donación de 6.000 euros de la Fundación Telefónica

Un usuario de Aspronaga en una actividad inclusiva con Galisurf. LOC

Aspronaga consiguió cumplir, al cierre de este mes de julio, el desafío Somos diferentes, somos iguales, de la Fundación Telefónica. La prueba consistía en reunir a 750 participantes para recorrer entre todos 6.000 kilómetros por cualquier medio. El centro tuvo tres meses para completar el reto, que arrancó el 1 de mayo y finalizó este domingo, 31 de julio. El premio monetario ascenderá a 6.000 euros y Aspronaga destinarán a financiar actividades deportivas y de ocio.

La distancia a recorrer fue la menor de las complicaciones. Las personas allegadas del proyecto consiguieron completar este objetivo en los primeros días. En esta tarea colaboraron tanto los propios integrantes de la asociación como su familiares y amigos. La mayor complicación fue alcanzar el número de usuarios apuntados. “Alcanzamos los 750 participantes el viernes, justo antes de que venciese el plazo”, comentan desde el centro.

De este modo, completaron todos los requisitos a apenas dos días del final del plazo. En caso de no haber alcanzado la cifra requerida de participantes, que dio acceso a la máxima donación de 6.000 euros, la cuantía recibida hubiese sido de 4.000 euros, el premio por superar los 350 caminantes.

De este “desafío saludable” se beneficiarán 350 personas con discapacidad intelectual de la ciudad y de los alrededores de la comarca. “Nuestra intención es apoyar a los deportistas con este tipo de discapacidad para lograr la igualdad de oportunidades para ellos y que puedan disfrutar de su afición de forma autónoma”, explica Pilar Fustes, responsable de comunicación de Aspronaga.

Hacen hincapié en la autonomía de la que deben disfrutar las personas con discapacidad a la hora de disfrutar de sus actividades culturales favoritas. “Y que lo hagan, también, dentro de grupos con personas sin discapacidad intelectual”, añaden en la asociación.

Entre los proyectos personales que se van a ver beneficiados se encuentra uno en el que participa un usuario del centro que hace surf en la playa de Bastiagueiro. De la mano de Galisurf, el joven se ha aventurado en la práctica de esta disciplina acuática en un grupo compuesto por personas con y sin discapacidad. “Al final, es muy importante dar apoyo económico, tanto al deportista como a la empresa, para favorecer la actividad en común”, señalan en Aspronaga.

Otra parte de los fondos se destinará a un club de lectura que aúne usuarios con diferentes capacidades en torno a la cultura. Actualmente se desarrollan actividades de este tipo en el Ágora. Su intención con este impulso económico es ampliarlo y llevarlo a más usuarios con y sin discapacidad.

Compartir el artículo

stats