Kiosco

La Opinión de A Coruña

La primera fase de la nueva fábrica de Estrella Galicia en Arteixo ocupará el 15% del solar

La empresa coruñesa encara los últimos trámites administrativos para poder iniciar las obras de la factoría, en las que se incluyen la ejecución de las instalaciones para elaborar, envasar y almacenar el producto

Terrenos en los que Estrella Galicia construirá su nueva fábrica en Morás, en Arteixo. | // CARLOS PARDELLAS

El proyecto con el que Hijos de Rivera, matriz de Estrella Galicia, quiere garantizar su crecimiento durante los próximos años está a punto de poder ser una realidad. Se trata de la nueva fábrica que construirá en el polígono de Morás, en Arteixo, para la que ya ha logrado el visto bueno de la Consellería de Medio Ambiente y solo le queda por completar un último trámite para obtener la licencia de obra por parte del Gobierno local arteixano. La empresa coruñesa desarrollará la primera fase de la actuación, que ocupará una superficie de 72.539 metros cuadrados dentro del solar, que mide 466.137. Esto supone que se utilizará el 15,5% del suelo disponible.

La firma acaba de conseguir el visto bueno municipal para el proyecto básico, en el que se definen las líneas generales de la factoría. Ahora la compañía cervecera debe presentar otro documento completo en el que se especifiquen todos los detalles de los trabajos, el nombramiento de la dirección de obra, la declaración responsable del acta de replanteo de la actuación y el justificante del pago del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO). Una vez terminado este paso, Hijos de Rivera podrá comenzar los trabajos.

El presupuesto de ejecución material para la fábrica, cuya altura máxima será de 18 metros, asciende a 57 millones de euros. La primera parte del proyecto incluye la construcción de una zona de recepción de materia prima, silos de almacenamiento de malta y maíz, edificio de limpieza, planta de molienda, taller de cocimiento, edificio de lúpulo, diversos tanques de almacenamiento, nave de envasado, almacenes, estación de tratamiento de aguas, sala de máquinas, planta generadora de frío y almacenes. La capacidad máxima de producción de esta planta será de 250 millones de litros al año.

Las materias primas que se utilizarán en la factoría serán cebada malteada, maíz, lúpulo, levadura y agua. Además, se emplearán productos de limpieza y gas licuado. En lo que respeta a los consumos de combustible, el principal será el biogás generado y biomasa forestal.

El proyecto de las instalaciones se desarrollará en cuatro fases, aunque por ahora solo se pondrá en funcionamiento la primera. Su capacidad máxima de producción será el doble respecto a la factoría del polígono de Agrela en cuanto se desarrolle al completo esta iniciativa. En total, podrá asumir mil millones de litros al año.

La Xunta emitió hace un mes la declaración de impacto ambiental favorable a esta iniciativa al considerar que es “viable” al no causar afecciones destacables, aunque con condiciones. Una de ellas es que Estrella Galicia queda obligada a contar con un plan de gestión de olores como parte de su sistema de gestión ambiental, en el que se deberán identificar los focos que los originan y su posible afección a zonas pobladas. La resolución de la Consellería de Medio Ambiente recogía que este estudio deberá contener “un protocolo para el tratamiento y atención de las quejas vecinales” y comunicarlas a la Administración pública. Deberá también ser remitido en un plazo de seis meses a la Subdirección Xeral de Meteoroloxía e Cambio Climático para su aprobación.

Otras obligaciones que impone el Ejecutivo autonómico es que deberá establecerse un programa de vigilancia de las aguas subterráneas, la firma tendrá que informar a la Xunta en caso de cualquier afección a patrimonio natural, el consumo energético deberá ser optimizado y queda prohibida la utilización de “todo tipo de especies exóticas invasoras que puedan dispersarse sin control más allá de las instalaciones”.

La Xunta adjudicó en el año 2019 a Hijos de Rivera casi la mitad del polígono de Morás por un precio de venta de 22,2 millones de euros. En aquel momento se autorizó la declaración de la propuesta como proyecto sectorial singular, lo que permitió la adjudicación directa de los terrenos.

Exportación del producto a través de Langosteira

Estrella Galicia considera que su nueva fábrica de Arteixo es una “inversión estratégica” que le permitirá iniciar “la prospección de nuevos mercados y clientes”, potenciando su “internacionalización” para dar respuesta a la “creciente demanda” de sus productos y la creación de otras bebidas, según recogía una memoria que la empresa presentó para lograr una bonificación de impuestos para esta factoría. ¿Y por dónde pretende enviar esta mercancía para su venta? Por las instalaciones portuarias de Langosteira.

La firma prevé que el puerto exterior sea “estratégico” para la “exportación” del producto que se elabore en la nueva factoría. En la actualidad la compañía cervecera no tiene líneas regulares en los muelles de A Coruña y solo realiza envíos puntuales por vía marítima con determinadas mercancías. Si se cumple la previsión recogida en el documento, Hijos de Rivera se convertirá en cliente habitual del puerto. Uno de los motivos que llevó a la compañía con sede en Agrela a seleccionar el parque empresarial de Morás fue precisamente su “cercanía” con el puerto exterior. Su nueva factoría y la dársena situados a poco más de cuatro kilómetros de distancia. La Autoridad Portuaria de A Coruña había señalado hace unos meses que se encontraba “reforzando las sinergias con todas las empresas del área metropolitana, entre ellas Estrella Galicia” para incrementar el volumen de negocio.

Compartir el artículo

stats