Kiosco

La Opinión de A Coruña

Carpetazo municipal al plan para Astilleros Valiña con 112 pisos y cuatro edificios de siete alturas

El Gobierno local rechaza las alegaciones del propietario, que presentó el proyecto un día antes de que se aprobase la suspensión de licencias

Propuesta de ordenación de Landcompany 2020 para el solar de Astilleros Valiña. En azul claro, espacio que ocuparían los edificios en la urbanización. La Opinión

El estudio de detalle presentado por la inmobiliaria Landcompany 2020 para el solar de los desaparecidos Astilleros Valiña el día anterior a que el Concello aprobase la suspensión durante un año de la concesión de licencias urbanísticas entre la playa de Oza y el puente de A Pasaxe quedará definitivamente rechazado con la desestimación hoy por la Junta de Gobierno Local de las alegaciones presentadas por la empresa con el fin de conseguir su aprobación.

La intención de la compañía, perteneciente al grupo Santander, era construir 112 viviendas distribuidas entre cuatro edificios de siete alturas, así como un ascensor y unas escaleras de acceso público para unir la calle Xubias de Arriba con el nivel del mar. También preveía la creación de 48 plazas de aparcamiento público. La presentación del plan el 4 de noviembre de 2020 pretendía evitar las restricciones en la edificación que el Gobierno local anunció que aplicaría en el borde de la ría de O Burgo con la nueva ordenación urbanística que iba a elaborar. Esa intención se materializó en la rebaja a 56 de las viviendas que se podrán levantar en el solar situado al final de la playa de Oza, en el que el plan general permitía hasta entonces 88.

Al recibir la propuesta de estudio de detalle de Landcompany 2020, el departamento de Urbanismo no inició su tramitación al estimar que carecía de la información necesaria. Aunque en julio de 2021 la inmobiliaria la aportó, ya fue después de que se aprobase la suspensión de licencias urbanísticas, contra la que no recurrió. Al haber concluido el pasado 17 de diciembre la vigencia de la suspensión, la propietaria solicitó en enero de este año que se continuase tramitando el estudio de detalle, aunque los técnicos municipales se pronunciaron en contra y se dio a la interesada un plazo de diez días para alegar.

Landcompany 2020 formuló finalmente alegaciones para reclamar que se tramitase la ordenación que proponía, pero el Concello las rechazará hoy en la Junta de Gobierno Local, lo que concluirá esta tramitación.

Astilleros Valiña vendió este terreno de 14.434 metros cuadrados en 2005 a la inmobiliaria Isoman, que pretendió construir un edificio de ocho plantas, aunque el Gobierno local le obligó a sustituirlo por cuatro inmuebles escalonados de entre cinco y siete pisos. La crisis del sector obligó a Isoman a vender la parcela en 2011 por casi 24 millones de euros a Mesena, inmobiliaria de Banesto, que luego se integró en el grupo Santander.

Compartir el artículo

stats