El segundo de los conciertos en la plaza de María Pita del programa de fiestas de verano tuvo ayer como protagonista a Edurne, que reunió a 8.000 personas para presenciar su espectáculo, según el Concello. La artista interpretó los temas de su último disco, titulado Catarsis, así como los que ha hecho populares a lo largo de su carrera como intérprete, que combina con la participación como jueza en el concurso televisivo Got Talent.