Kiosco

La Opinión de A Coruña

Estefanía Padullés Escritora, presenta este jueves ‘María Pita y el Pirata’ en la Feria del Libro

“Las niñas necesitan referentes históricos como María Pita”

“Me resultó muy llamativo ver por primera vez la estatua de esa mujer con una lanza”

La escritora Estefanía Padullés. LOC

La escritora catalana Estefanía Padullés presenta este jueves a las 17.30 horas en la Feria del Libro su última publicación, María Pita y el Pirata. La obra, publicada por Hércules de Ediciones, acerca la historia de la figura coruñesa a los lectores jóvenes con unos componentes épicos y aventurescos. Está disponible en gallego y en castellano. En la presentación estará acompañada por la editora, Laura Rodríguez. Junto a la muestra del libro, ofrecerá una sesión de cuentacuentos para dar a conocer a la heroína local.

¿Por qué decidió contar la historia de María Pita para el público infantil?

Tuve mucha curiosidad por su figura. Yo no soy gallega y, la primera vez que estuve en A Coruña, me llamó la atención su estatua. Me pareció raro porque, normalmente, tienen otro tipo de personajes, como hombres aguerridos y a caballo. A mí me resultó muy llamativo ver la estatua de esa mujer con una lanza. Lucía como una mujer muy empoderada. Cuando me contaron su historia me pareció muy épica. Así, aproveché que ya había hecho otros libros con Hércules de Ediciones para dedicarle uno a María Pita. La aventura se escribía sola. Además, el tema de los piratas llama mucho la atención de los niños. Es un libro que da para una historia muy bonita y dinámica.

¿Por qué resulta tan estimulante para los niños la historia de María Pita?

Realmente, lo que me fascinó de ella es que era una persona corriente. Se enfrentó a algo que era mucho más poderoso que ella, y esto alude al concepto de la épica. Es recurrente el cuento del pequeño contra el grande y la idea de que, si se planta y lucha por una razón, como era la libertad en el caso de María Pita, puede vencer. Creo que es un valor que está bien fomentar entre los niños.

¿Y para ellas?

Por supuesto. Las niñas necesitan referentes históricos como María Pita. Es importante porque tampoco tienen muchos. En este caso, lo tienen en una época y un ambiente que estaba muy masculinizado. La defensa de la ciudad, las batallas y las invasiones eran de hombres. Al ver la estatua ya me pareció que tenía que preguntar por ella y conocer más de su historia.

¿La temática pirata lo hace más cercano a los intereses de estos lectores jóvenes?

Me encajaba porque tengo otros libros similares. Los piratas, para los niños, son raros. Les llevan a un mundo de aventuras y romanticismo. Al aparecer en esa época, aunque no sean como los de Piratas del Caribe, eran un elemento atractivo para los niños.

¿Por qué decidió mudarse a Galicia y publicar estas obras también en gallego?

Yo soy bióloga y siempre he trabajado con animales, pero tenía la espinita de dibujar. A raíz un cambio total de vida decidí venir a vivir a Galicia por el entorno y la naturaleza. Al cambiar, intenté dedicarme a la ilustración. Así surgió la inquietud por escribir mis propias historias. Empecé a publicar con Hércules y entré en contacto con la cultura gallega.

¿La literatura infantil supone un reto mayor como autora?

Quizá la escritura infantil está un poco ninguneada. Cuando escribes para adultos, puedes hablar de cualquier cosa. Con los niños, ya no es que haya cosas que no se pueden decir, sino que tienes que tener las cosas mucho más claras. En otro tipo de escritos puedes adornar tus palabras y te sale una obra que está bien. Para un niño, el estilo tiene que ser más claro. Si el esqueleto de la historia no está bien armado, es difícil que tenga funcione. Por ejemplo, a mí El Principito me parece una obra maestra.

¿Las ilustraciones son fundamentales para captar la atención de este público?

Yo tengo trabajar mucho las ilustraciones y hacerlas muy elaboradas y con detalles. A lo mejor, el niño no lo ve todo en la primera lectura, pero descubre más cosas en las siguientes. Cuando era pequeña, había libros que me encantaba releer una y otra vez, no me cansaba. Por ese motivo, procuro que mis ilustraciones estén lo más elaboradas posible para que el lector descubra siempre algo nuevo en ellas cada vez que las ve.

Compartir el artículo

stats