Kiosco

La Opinión de A Coruña

La Policía investiga un posible pinchazo a una joven que denunció tras desmayarse en A Coruña

La mujer fue trasladada al hospital al desvanecerse en el exterior de una discoteca de la ciudad el pasado sábado | El 091 analiza si se le suministró alguna sustancia

Jóvenes en una discoteca de A Coruña ARCAY/ROLLER AGENCIA

La Policía Nacional está investigando un posible intento de sumisión química a través de un pinchazo en A Coruña. Una joven presentó una denuncia tras desmayarse el pasado sábado, de noche, a las puertas de una discoteca de la ciudad. Fuentes policiales explican que ahora se ha iniciado una investigación para determinar si a la mujer se le suministró alguna sustancia. También se ha registrado una denuncia por el mismo motivo en Nigrán, donde la denunciante notó un pinchazo en el brazo.

La joven que se desvaneció tras salir de un local de ocio de A Coruña expuso en su denuncia que se encontraba con su grupo de amigas cuando perdió el conocimiento, según fuentes policiales. No notó ningún pinchazo, pero la situación actual, con decenas de casos denunciados en otras ciudades de España, le llevó a inspeccionar su cuerpo cuando estaba en el hospital, a donde fue trasladada. El 091 revela que la mujer encontró una marca en el tobillo que podría haber sido provocada por un pinchazo. La investigación se centra ahora en descubrir si a la joven se le suministró alguna sustancia, lo que permitiría saber si se trata de un caso de sumisión química. El análisis de la posible víctima de Nigrán reveló que su cuerpo estaba limpio.

Las primeras denuncias por este tipo de pinchazos se notificaron en Alemania. Son, sobre todo, mujeres jóvenes las que sufren estos ataques en discotecas o pubs para ser víctimas de abuso sexual. Los agresores, con una jeringuilla, les pinchan una sustancia que las marea hasta perder el conocimiento. Fuentes policiales detallan que en el posible caso de A Coruña, que está siendo investigado y todavía no ha sido confirmado, la joven que se desmayó informó que estuvo acompañada en todo momento y no notó ningún pinchazo en su pierna.

Desde que se registraron los primeros casos de sumisión química a través de pinchazos, algunas discotecas y pubs de la ciudad activaron un protocolo de actuación. Personal de seguridad ha reforzado la vigilancia y controla, en caso de desvanecimientos, quién acompaña a la persona que se ha desmayado para proceder a su identificación. Además, si se produce un desmayo, los empleados atenderán a la persona. Tienen orden, también, de buscar a su grupo de amigos y, en caso de no encontrarlo, avisar a la Policía Nacional para hacer un seguimiento del caso, como el que se está investigando actualmente.

Compartir el artículo

stats