Kiosco

La Opinión de A Coruña

Transportistas de A Coruña reciben con recelo el decreto que veta el trabajo a pérdidas

La norma que intenta garantizar una rentabilidad económica mínima para los camioneros entra en vigor casi medio año después del paro que detuvo el sector

Camiones de mercancías circulan por el polígono de Agrela, en A Coruña. | // VÍCTOR ECHAVE

El decreto-ley aprobado por el Gobierno central para intentar asegurar una rentabilidad mínima del trabajo en el sector del transporte de mercancías por carretera entró en vigor el pasado 2 de agosto, día en el que salió publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Por el momento, los camioneros de A Coruña no están plenamente satisfechos con la medida, se muestran cautos y desconfiados sobre los efectos prácticos que pueda tener hasta que vean su aplicación en el día a día.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez dio luz verde a una modificación de la Ley del contrato de transporte terrestre de mercancía en la que se fija que “el precio y los gastos” deberán “cubrir el total de costes efectivos individuales incurridos o asumidos por el porteador para su prestación”. Para ello, se establece que “será válida la estructura de partidas de costes del observatorio de costes” elaborado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Por ejemplo, el coste en carga por hora de trabajo para un vehículo articulado de carga general es de 91,90 euros, mientras que para uno rígido de dos ejes de carga general es de 63,09 euros.

El decreto fija que el precio deberán “cubrir el total de costes efectivos individuales" de los camioneros

decoration

La vicepresidenta de la Asociación Coruñesa de Transportes Discrecionales y Especiales (Acotrades), Lucía Loureiro, explica que un problema que existe en el sector y que afecta especialmente a la pequeña empresa y a los autónomos es precisamente que desconocen los costes por trabajo. En cuanto a la nueva norma aprobada por el Gobierno estatal, asegura que valora “todo” lo que sirva para “regular claramente el sector” y “limitar abusos que a veces hay”. Sin embargo, se muestra cauta y señala que hay que ver cómo se desarrolla la aplicación práctica de este decreto. Eso sí, se muestra crítica con el hecho de que el decreto-ley no limite la “subcontratación” .

Una postura similar tiene el presidente de la Asociación Gallega de Empresarios del Transporte (Ascentra), Belarmino Torrente, que explica que hay que “esperar uno o dos meses” para “ver cómo” son sus efectos prácticos. Es todavía más crítico y advierte de que no cree que sea la “solución” porque esta norma solo tendrá efectos en nuevos servicios y no en los “contratos continuados”.

Según el Observatorio de Costes del Transporte de Mercancías por Carretera, los costes del sector disminuyeron fuertemente en el primer trimestre de 2020 debido a la gran caída del precio del combustible. En el segundo trimestre de 2020 aumentaron, en el tercero se mantuvieron prácticamente constantes y desde el cuarto de aquel año hasta el primer trimestre de 2022 se han incrementado nuevamente.

El Gobierno ha aprobado esta norma casi medio año después del paro convocado por la asociación minoritaria Plataforma Nacional para la Defensa del Transporte de Mercancías, que logró paralizar la ciudad con un seguimiento que llegó a ser mayoritario y dejó durante días a los polígonos y supermercados sin suministro y al puerto sin actividad.

Compartir el artículo

stats