Kiosco

La Opinión de A Coruña

Langosteira se perfila como polo energético con su tercer proyecto de planta de hidrógeno

Armonia Green Galicia, del grupo Ignis, producirá amoníaco, imprescindible para almacenar el hidrógeno | Se sumará a las iniciativas de Enerfin y Fisterra Energy en el puerto exterior

Vista parcial del puerto exterior de punta Langosteira, con las naves de algunas de las empresas instaladas en su explanada. La Opinión

Armonia Green Galicia, una compañía del grupo Ignis Energy Holdings, instalará en punta Langosteira la que pretende ser la tercera planta de producción de hidrógeno verde, tras los proyectos que ya tienen en tramitación Enerfin y Fisterra Energy. El Boletín Oficial del Estado publicó este martes la orden de la Autoridad Portuaria que abre el trámite de competencia, de un mes de duración, en el que otras sociedades pueden presentar solicitudes para poner en marcha un proyecto semejante en el puerto exterior.

El Fondo Vortex Energy IV, perteneciente al inversor egipcio EFG Hermes, adquirió el pasado febrero el 49% de Ignis mediante el abono de 625 millones de euros. La compañía se dedica a la fabricación, almacenamiento, comercialización y venta de hidrógeno, amoníaco y sus derivados y el proyecto que pretende llevar a cabo en Langosteira consiste en una planta de generación, almacenamiento y expedición de hidrógeno y amoníaco verde. De este último producto la empresa detalla que se dedicará fundamentalmente a la exportación, pero que la producción podrá atender también la demanda local.

Ignis asegura que el proyecto de Armonia Green Galicia para el puerto exterior será “líder a nivel global” en la producción de hidrógeno y amoníaco verde y que “aprovechará los recursos renovables de Galicia junto con la excelente infraestructura intermodal” de Langosteira. La calificación de verde para esta clase de productos precisa de que la energía que se utiliza en su generación proceda de fuentes renovables, de las cuales en el puerto exterior se prevé la disponibilidad de la que producirá el parque eólico promovido por Inditex, que ya prevé abastecer a la planta de Enerfin.

El amoníaco es, por su parte, un producto imprescindible en el sector del hidrógeno, ya que este gas presenta grandes dificultades para su transporte y almacenamiento. La alternativa es convertirlo en un líquido, para lo que es necesario el uso del amoníaco, que también es empleado en la producción de fertilizantes y en la fabricación de vehículos.

El proyecto de Armonia Green Galicia, que ha sido calificado ya como Iniciativa Empresarial Prioritaria por la Xunta, supondrá, según sus impulsores “la creación de un polo industrial energético” que proporcionará energía renovable al sector industrial. Ignis señala que esta iniciativa situará a Galicia como “una región referente en el ámbito de las renovables, con una proyección de producción de más de 150.000 toneladas al año de amoníaco verde”.

El grupo, nacido en 2015, cuenta en la actualidad con cuatro plantas de producción eléctrica que generan cuatro gigavatios, lo que supone el 5% del total español, y desarrolla proyectos de energía fotovoltaica y eólica en España, Europa, Norteamérica, Latinoamérica y Asia Pacífico.

Este proyecto se integrará en la iniciativa A Coruña Green Port que impulsa la Autoridad Portuaria para favorecer la implantación en punta Langosteira de empresas de energías renovables. Aunque la planta de hidrógeno que promovían Enagas y Acciona en el puerto exterior finalmente se paralizó en su fase inicial, las que fomentan Enerfin y Fisterra Energy continúan su tramitación con el objetivo de entrar en funcionamiento lo antes posible.

Enerfín pertenece al grupo Elecnor y se dedica desde hace veinte años a la producción de energía eólica en España, Brasil y Canadá. En Galicia explota los parques de Serras Faro-Farelo y Malpica. Fisterra Energy está participada por el fondo de inversión estadounidense Blackstone y opera en el campo de las renovables en Europa y Latinoamérica. A estas iniciativas se sumará el parque eólico de Inditex, con aerogeneradores y una inversión de 30 millones de euros.

Compartir el artículo

stats