Kiosco

La Opinión de A Coruña

Viñetas desde O Atlántico
Jesús Alonso Iglesias Dibujante de cómic y animador, invitado en Viñetas desde Atlántico

“El cine me da de comer, pero lo que me apasiona es el cómic”

“La gente me confiesa en mis tebeos se nota que mi narrativa es muy cinematográfica por mi etapa animando ‘Spider-Man’”

Jesús Alonso Iglesias. Casteleiro/Roller Agencia

El dibujante Jesús Alonso Iglesias es uno de los artistas invitados en el Viñetas desde o Atlántico 2022. Trabajó en la animación de proyectos como The Amazing Spider-Man y otras producciones de Sony. Está a la espera de pulir y publicar un cómic en colaboración con Juan Díaz Canales que aspira a ser un clímax en su trayectoria.

Ilustración dedicada para los lectores de La Opinión

Ilustración dedicada para los lectores de La Opinión Jesús Alonso Iglesias

Ha trabajado tanto en el cómic como en la animación. ¿Por qué prefiere el primero?

Yo nací y me eduqué como dibujante. Desde muy pequeño, mi campo eran los tebeos que iba leyendo y mi manera de pensar e imaginarme historias siempre ha sido a través de viñetas. Es cierto que estuve en el mundo de la animación durante un tiempo, pero era en la parte de preproducción, haciendo storyboards, que se parecen mucho al cómic. Tienen una serie de reglas, como adaptarse al formato de la pantalla y no jugar con las páginas. A fin de cuentas, aprendí a narrar en viñetas. La gente me confiesa que en mis tebeos se nota que mi narrativa es muy cinematográfica. Y se debe a la influencia de mi etapa en ese mundo. Aquello se terminó hace años y acabé quemado. Es muy exigente y, a veces, no tiene una compensación directa a nivel personal. Decidí arrancar mi trabajo por libre y descarté el mundo del cómic porque no me imaginaba que casi nadie viviese de ello. Con el tiempo me lo ofrecieron y descubrí que me encuentro muy cómodo contando en viñetas y en este formato de página. Animación como tal, fue un redescubrimiento. Lo bueno es que te llaman porque haces lo que haces. No es que te tengas que ceñir a un estilo determinado. Con Spider-Man, lo bueno es que te buscan por que les gusta tu dibujo. El cine me da de comer, pero lo que me apasiona es el cómic.

¿A qué se debe la inquietud por buscar una gran variedad de estilos y por qué no se mantiene en el mismo registro?

No sé si les ocurre a todos o solo es una maldición mía. A mí me cuesta a nivel personal porque soy muy influenciable. Todo lo que veo y me interesa, intento añadirlo a lo que ya estoy haciendo. Nunca paras de ver nuevos artistas a los que envidias y que tienen un detalle que te gustaría incorporar. En un proyecto de cómic que te dura año y medio, a mí un poco más, es imposible mantenerse aislado del mundo. Se nota la evolución desde la primera página hasta la última. Y es más evidente si tengo que hacer dos proyectos con el mismo estilo. Cada vez que tengo historias en dos álbumes, el segundo siempre tiene algo diferente al primero porque me resulta imposible recuperar lo que he hecho meses antes. Siempre tiene un entintado nuevo o un matiz diferente que me interesa más. Quizá a la gente le gusta más cómo se hizo la primera parte de una historia de dos partes, pero a mí no porque veo mi evolución.

Está preparando una publicación próxima con Juan Díaz Canales, invitado en esta edición. ¿Cómo surgió esta colaboración?

Cuando hablé con Juan Díaz Canales para hacer algo en conjunto, él me ofreció una idea. Es un guionista sin ningún tipo de duda sobre su capacidad, pero era una historia que no me encajaba en ese momento. Me buscó otra opción de las que tenía pensadas. Transcurre en Estados Unidos en los años 70 y 80 y va sobre una cantante. Cuando lo leí le dije que esa sería la historia que hubiese hecho si yo fuese escritor. Quería jugar con el color, la narrativa y los estilos que pueden cambiar a lo largo de las páginas. Me costó muchísimo encontrar el punto y el estilo que quería llevar a la historia porque, de lo que teníamos pensado a lo que le presentamos al editor hubo una evolución. No me conseguía que todo fluyese bien. Surgió un estilo nuevo que a los dos nos encajaba todavía más con la historia. Es un poco más realista. El cambio a lo largo del viaje de la artista me dio pie a hacer todo lo que he hecho en mi carrera en la misma obra. Cuando lo vi en el tiempo, me di cuenta de que tiene todo lo que soy capaz de hacer como artista. Mi última obra es lo que lo mejor que he hecho y lo que voy a hacer.

Compartir el artículo

stats