Kiosco

La Opinión de A Coruña

Los intentos de homicidio se duplican en A Coruña y los robos en pisos y comercios suben un 45%

El total de infracciones penales creció un 26,5% en el primer semestre | Las sustracciones de coches se disparan un 64,3% y los hurtos un 37% | Los robos con violencia caen un 0,8%

Un agente de la policía científica, ante el edificio de la avenida de Hércules donde se produjo un intento de homicidio en abril. Víctor Echave

Las estadísticas de criminalidad del Ministerio del Interior sobre el primer semestre del año reflejan que los homicidios dolosos y los asesinatos cometidos en grado de tentativa se duplicaron en la ciudad con respecto al mismo periodo de 2021, con aún restricciones por el COVID, ya que de los cinco contabilizados entonces se pasó a diez. El incremento también es notable en los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, delitos que generan una elevada sensación de inseguridad, ya que aumentaron un 44,9% al pasar de 156 a 226.

El total de las infracciones penales registradas en la primera mitad de 2022 fue de 6.819, un 26,5% más que en los mismos meses del año pasado, lo que hace prever que el 31 de diciembre se habrá producido un nuevo aumento con relación al anterior ejercicio. Las contabilizadas hasta el 30 de junio son más de la mitad de las que Interior dio cuenta de todo 2021, en el que se produjeron 12.873, frente a las 9.480 del año anterior, marcado por el confinamiento y las restricciones ocasionadas por la pandemia. Si se compara con el año precedente, 2019, en el que hubo 10.384 delitos penales, el aumento fue del 23,9%.

El único dato positivo de la estadística divulgada se refiere a los robos con violencia e intimidación, que cayeron un 0,8% al descender en uno con respecto a los 122 del primer semestre del año pasado.

A pesar del fuerte incremento experimentado el último semestre en A Coruña, no es más alto de Galicia, ya que en Vigo alcanzó el 40%, en Ferrol el 32,8% y en Santiago el 31%, mientras que el resto de ciudades gallegas quedaron por debajo de las cifras coruñesas.

A estas cifras hay sumar las del índice de criminalidad, que durante el primer trimestre del año alcanzó un récord histórico en A Coruña desde que en 2015 se empezaron a recoger datos. Los 1.361 delitos por cada 100.000 habitantes hicieron de la ciudad la que tiene la tasa más alta entre las gallegas, con un 50% sobre la media de la comunidad. El continuo aumento de la delincuencia en A Coruña se produce además cuando todos los sindicatos denuncian la insuficiencia de la plantilla del Cuerpo Nacional de Policía, que deriva en que en muchas ocasiones no haya el número de agentes necesarios para atender las demandas de la ciudadanía.

Durante los seis primeros meses del año no hubo homicidios dolosos ni asesinatos consumados, pero es relevante el número de estos mismos delitos cometidos en grado de tentativa, ya que los diez registrados superan a los seis de todo 2021 y a los cuatro contabilizados en 2020, al igual que ocurrió en 2019.

Entre los hechos de este tipo sucedidos en el primer semestre se encuentran apuñalamiento sufrido en enero por un joven en una calle de la zona de copas del Orzán. Ese mismo mes, un hombre recibió un machetazo en la cabeza cuando se hallaba en una vivienda ocupada ilegalmente en la ronda de Nelle. En marzo se detuvo a un hombre que intentó acuchillar a su cuñado en una vivienda de Monte Alto, mientras que en abril una mujer fue detenida tras apuñalar a su pareja en la vivienda de la avenida de Hércules en la que residían.

Otro suceso de este tipo fue el apuñalamiento de un hombre en su domicilio de la calle Amapolas, en el Barrio de las Flores, por dos personas que le robaron y que le dejaron desangrándose, de forma que solo la rápida intervención de los policías que acudieron al lugar le salvó la vida.

Dentro de los robos con fuerza, los cometidos en domicilios aumentaron un 33,3% en la primera mitad del año al pasar de 96 a 128. La mayor parte de estos delitos son cometidos por bandas de extranjeros que actúan de forma itinerante al desplazarse de una ciudad a otra, algunas de las cuales han podido ser detenidas en A Coruña en los últimos años.

También es destacable el incremento experimentado por los hurtos, ya que alcanzó un 37,5%, a lo que se suma el elevado número de los registrados, ya que solo durante los seis primeros meses de este año se contabilizaron 2.230. Las lesiones y riñas tumultuarias son otra de las infracciones penales que crecieron de forma destacada en los últimos meses, un 35,7%.

Las sustracciones de vehículos, aunque no fueron muy numerosas, aumentaron sin embargo de forma significativa con respecto al año pasado, ya que saltaron de 14 a 23, lo que supuso un 64,3% más. Lo mismo sucedió con los delitos de tráfico de drogas, que subieron un 57,1% al pasar de 14 a 22.

Los delitos contra la libertad sexual contabilizados fueron exactamente los mismos que el primer semestre del año pasado, 40, mientras que los delitos agrupados en el apartado de resto de infracciones penales crecieron un 21,2% y sumaron 4.108.

Compartir el artículo

stats