Kiosco

La Opinión de A Coruña

Las obras y el recorte de vuelos lastran al aeropuerto de A Coruña, la única terminal de Galicia que perdió viajeros

La suma de pasajeros en las tres terminales el mes pasado supera las cifras prepandemia

Obras de asfaltado en Alvedro en junio pasado. | // CARLOS PARDELLAS CARLOS PARDELLAS

La movilidad aérea en Galicia recupera su mejor color tras el mes de julio con números que devuelven la actividad a tiempos previos a la pandemia del coronavirus. La suma de pasajeros que atrajeron el mes pasado los aeropuertos de Alvedro, Rosalía de Castro y Peinador superó la registrada en el mismo mes de 2019 (557.551 frente a 532.754). Pero no es gracias a la contribución de la terminal de A Coruña que, con menor oferta que entonces, fue de las tres la que cerró julio con la cifra más baja y una caída del 31,7% respecto al mismo mes de hace tres años. La pista estuvo inoperativa por obras el primer fin de semana del mes.

Alvedro llegó al 1 de agosto con la circulación de 88.740 pasajeros (704 vuelos comerciales entre un total de 1.375 operaciones), cifra que le permitió terminar los siete primeros meses del año con una acumulación de 484.270, a poco más de 15.000 del simbólico medio millón. Santiago, con el atractivo de los distintos actos del Xacobeo, captó a numerosos viajeros en junio y julio, mes que cerró con 364.186. El aeropuerto vigués de Peinador logró su mejor dato desde 2017 al llegar hasta los 104.625 pasajeros.

El comportamiento de Alvedro en julio después de que la terminal recuperase la actividad normal al acabar las obras del asfaltado de la pista situó Madrid, el destino más demandado y que compite con la Alta Velocidad, con casi 47.000 pasajeros, un 26,7% menos que hace tres años, cuando estuvo por encima de los 64.000; Barcelona atrajo a un 22,8% menos de viajeros; y Londres-Gatwick fue la pista internacional con más demanda, al borde de los 5.000 billetes. Esta cifra es la mitad que en 2019 había movilizado a los pasajeros con rumbo a la capital inglesa, aunque entonces los aviones aterrizaban en la terminal de Heathrow, más próxima a la ciudad, y desde el pasado 1 de abril lo hacen en Gatwick. En 2019 el aeropuerto de Alvedro solo estaba conectado con una pista internacional, la londinense, y desde diciembre de 2021 lo está también con París-Orly. En algo más de siete meses han comprado billete de conexión con la capital francesa 9.621 viajeros, 2.177 de ellos en julio de este año.

La terminal coruñesa aspira a captar más tráfico de viajeros procedentes de otros países. El Consorcio de Turismo se ofreció el año pasado a subvencionar ocho enlaces para Alvedro, pero ninguna compañía aceptó cubrir los de Ámsterdam, Fráncfort y Múnich. En cambio, el mes pasado la entidad dependiente del Concello aprobó convocar otro concurso para subvencionar la ruta a Ámsterdam entre 2023 y 2025, junto con las de Milán, Ginebra, Lisboa y Menorca. El resultado del concurso se conocerá la próxima semana.

La próxima obra, en el vallado perimetral de seguridad

Tras el asfaltado de la pista de Alvedro, que requirió de trabajos en tres fines de semana entre junio y julio, el aeropuerto afrontará una próxima obra en la zona de operaciones de los aviones. Se trata de la instalación de varios tramos de vallado perimetral. Se requiere realizar dos tipos de actuaciones: la colocación de vallado de seguridad en tramos en los que no existe en la actualidad; y la sustitución de diversos tramos perimetrales por uno nuevo. Lo que se pretende es que todo el perímetro que rodea el recinto aeroportuario quede delimitado por vallado que reúna todos los elementos necesarios para garantizar la seguridad. La actuación está en fase de valoración de ofertas.

Compartir el artículo

stats