Aún queda horas para que suene la primera nota, pero ya hierve la plaza de María Pita esperando el concierto de Luis Fonsi. Las solitarias fans que se apostaron en la entrada de la zona de acceso del espectáculo a las ocho de la mañana están cada vez más y más acompañadas. Uno de los momentos que hizo que valiese la pena la espera fue cuando el puertorriqueño hizo acto de presencia en el recinto para hacer in situ la prueba de sonido, pasadas las cinco de la tarde. Quiso jugar al despiste colándose por donde no se esperaba su entrada, pero la llegada de un coche con los cristales tintados alertó a viandantes y seguidores que quisieron en ese momento saludarle y mostrarle su cariño.

Una vez cumplidas sus obligaciones previas al concierto, en las que estuvo acompañado por la ex concursante gallega de OT Miriam Rodríguez, se acercó de nuevo a los fans para hacerse selfies con más de uno.