Kiosco

La Opinión de A Coruña

Coches y motos abandonados en A Coruña: casi cuatro veces más en un año

Pasa de 133 a 488. El mayor incremento se da entre los vehículos trasladados al depósito municipal y que permanecen en él más de dos meses

Coches en el depósito municipal de A Coruña. | // VÍCTOR ECHAVE

El número de vehículos abandonados en A Coruña ha crecido en los últimos años. La cifra total, que distingue entre motos y coches y se divide entre los vehículos cuya retirada es requerida por particulares, los abandonados en la vía pública y los del depósito municipal, ascendió en 2021 a 488 coches y motos, una cifra que se aleja con creces de la registrada en 2019, que se limita a 139 entre ambos tipos de vehículo, o de 2022, 133.

El Concello ha publicado los pliegos para contratar el servicio de retirada, transporte y eliminación de los vehículos abandonados al final de su vida útil, con el fin de evitar la proliferación de estos residuos por la ciudad, así como asegurar su adecuada gestión. En la documentación, figura la estadística de abandonos. En los últimos años, han aumentado exponencialmente. El caso más evidente es el de los coches que llegan, de un modo u otro, a los depósitos municipales, que pasaron de los 70 en 2019 a los 358 en 2021. La cifra, en años previos, rondaba los 100 turismos abandonados al año.

El mismo fenómeno, pero en mucha menor medida, se da en el caso de las motos, que pasaron de las 11 abandonadas en depósito en 2019 a las 48 depositadas el año pasado. Los coches abandonados en la calle, por su parte, también experimentaron un incremento: de los 18 de hace tres años, a los 43 de 2021. A esta cuenta hay que sumarle los coches y las motos requeridas por particulares para su retirada, que ronda los cuarenta todos los años en el caso de los coches y que es casi inexistente en el de las motos.

Los vehículos que la adjudicataria podrá retirar pueden estar en la vía pública, en el depósito municipal o en otros lugares. En el caso de los que aparecen en la calle, ante la sospecha de abandono deberán ser señalizados con una pegatina con información en la que conste un plazo de siete días para su retirada. Si nadie se hace cargo, la situación puede saldarse con la declaración de residuo. En el caso de los vehículos que hayan permanecido en el depósito municipal más de dos meses desde su retirada de la calle, pasarán a considerarse abandonados.

La empresa que adquiera el cometido de gestionar estos residuos deberá encargarse de la retirada, traslado y tratamiento de los vehículos abandonados, emitir los certificados pertinentes y destruir las piezas de la forma adecuada y de acuerdo con la ley, dando primacía al reciclado y reutilización de componentes Quienes quieran concurrir al contrato deben acreditar, además, que disponen de las instalaciones adecuadas como Centro Autorizado de Tratamiento, y asumirán la obligación de actualizar sus exigencias si cambia la ley. Si la adjudicataria decide comercializar algunas piezas extraídas de los coches, deberá pagar al Ayuntamiento una contraprestación por la diferencia.

Compartir el artículo

stats