Kiosco

La Opinión de A Coruña

Nueva concejala no adscrita del pleno de A Coruña

Susana Soneira: “No soy tránsfuga, una parte de los que votaron a la lista de Marea me votó a mí”

“Creo que mi compromiso con Ferreiro está cumplido, ahora trabajaré por los vulnerables”

Susana Soneira, nueva edil de A Coruña, ante el Ayuntamiento. | // VÍCTOR ECHAVE

La decana del Colexio de Graduados Sociais de A Coruña y Ourense, Susana Soneira, entró en 2019 en las listas de Marea a petición del entonces candidato y alcalde, Xulio Ferreiro. Tras la renuncia de la edil Claudia Delso, entrará en la Corporación municipal como independiente, sin estar sometida a la disciplina de voto del grupo de Marea.

Ha recibido críticas del BNG y sobre todo de Marea. La acusa de transfuguismo y afirma que usted se dio de alta en el partido, y nunca de baja. ¿Qué responde?

Lo primero que quiero decir es que no soy tránsfuga. En 2019 entré de la mano de Xulio Ferreiro, que me llamó porque quería que fuera en las listas. Me pareció y me sigue pareciendo una persona con las características para ser un buen alcalde. Pero en 2019 [tras bajar de diez a seis concejales y perder la Alcaldía] abandonó la política activa y se fue a su antiguo puesto de trabajo. En las municipales uno siempre mira a las personas. Yo entré con Xulio porque creía en su proyecto, y me fui con Xulio. Cuando dejó la política yo me desvinculé totalmente de Marea, y la Marea de mí.

¿Qué le lleva a entrar en el pleno con solo ocho meses de mandato por delante? ¿Qué quiere aportar?

El tiempo que tengo es limitado, sé que estoy en el grupo de no adscritos y sé que no voy a tener los elementos necesarios para hacer lo que yo quiero. Pero creo que, en la medida de lo posible, y siempre desde la humildad y responsabilidad, puedo ser un altavoz entre la ciudadanía y el Concello. Tras recoger mi acta, si el Ayuntamiento pone a mi disposición un espacio, me gustaría poner un horario para que cada ciudadano pueda venir a exponer sus problemas, inquietudes y demandas. Y yo incorporaré las propuestas a la Corporación. Es importante. Las instituciones, entre ellas el Ayuntamiento, son demasiado herméticas al ciudadano. Es la casa del pueblo y es necesario un soplo de aire fresco.

¿Va a poder tener remuneración regular, fondos para pagar asesores?

No lo sé, y, con sinceridad, no me importa. Recojo el acta por responsabilidad, y porque de las 25.000 personas que votaron a la lista de la Marea una parte me votó a mí, y por responsabilidad hacia ellos recojo el acta. No estoy pensando en tener una nómina. Es lo menos importante. Lo que me preocupa es luchar y defender a las personas. Soy graduada social, llevo la justicia social por bandera y en estos tiempos hay muchas personas vulnerables: la crisis del año 2008, la pandemia, la guerra...

¿Ha tenido conversaciones con el Gobierno local o con otro grupo, o será totalmente independiente?

Voy a actuar con total libertad, autonomía e independencia. No voy a estar sujeta a ninguna otra formación, no tengo ningún tipo de acuerdo. Si la propuesta que propone cualquier formación van a redundar en el beneficio de la ciudadanía, votaré a favor. Si no, en contra.

Tenemos delante la negociación de los presupuestos de 2023, año electoral. ¿Tiene propuestas?

Primero tengo que estudiar las dotaciones presupuestarias y la documentación al respecto. No voy a hacer más de lo que hicieron las formaciones políticas que llevan tres años gobernando. No voy a hacer cosas demasiado extraordinarias, más que nada por el tiempo. Lo que sí haré es intentar ayudar a las personas más vulnerables. La justicia social ha de prevalecer sobre otros asuntos. Cuando estudie, lea y esté bien documentada, actuaré en consecuencia.

¿Traerá propuestas desde el Colexio que preside?

Quiero desvincular ser presidenta del Colexio de mi decisión personalísima de recoger el acta de concejala. Son elementos totalmente distintos. Pero como profesional con muchísimos años en la profesión, hay muchísimas cosas que hacer, y las trasladaré en su momento. Ahora mismo la pequeña y mediada empresa está en una situación delicada, y tenemos que luchar por ella y salvarla. Al fin y al cabo es el tejido productivo de nuestro municipio.

¿Tiene intención de seguir en la política en el próximo manato?

Quizás porque ya tengo años de juventud acumulada vivo mucho el presente, y nunca hablo del futuro. Además me gusta ser cumplidora. Soy persona de compromiso, y a día de hoy no tengo interés en meterme en ninguna formación. Vuelvo a repetir: recojo el acta por responsabilidad, nada más.

Compromiso es la misma palabra que utilizó el exalcalde Xulio Ferreiro estos días sobre su decisión, afirmando que había adquirido usted un compromiso con la lista. ¿No tiene la sensación de que puede haber defraudado a gente que esperaba que se sometiese a la disciplina de voto o renunciase al acta?

Tengo muchas sensaciones con respecto a eso, pero no voy a entrar en estas cuestiones. Soy persona de compromiso, y Xulio Ferreiro lo sabe. Cuando adquirí el compromiso de ir en su lista me comprometí con su candidatura, y estuve trabajando para que él consiguiera ganar las elecciones. Si usted va a la hemeroteca verá que yo siempre hablo de “proyecto personal de Xulio Ferreiro”. Él se fue de la política, y desde mi punto de vista mi compromiso está cumplido. Igual que desde el grupo de Marea, cuando él abandonó la política, entendieron que no existía compromiso alguno conmigo y se desvincularon de mí absolutamente, y yo de ellos. Además, Marea de 2022 no es el grupo de 2019. Hay tres personas que ya no están en la lista, y a los que quedan apenas los conozco. Aunque, de verdad, les respeto y deseo lo mejor, como a Xulio Ferreiro.

Compartir el artículo

stats