Kiosco

La Opinión de A Coruña

Dos horas gratis, en fase de estudio

El Ejectivo evalúa la viabilidad de cambiar el pliego de las escuelas infantiles ya este curso

Escuela infantil de Monte Alto. Casteleiro / Roller Agencia

La comisión de Educación e Cultura, que preside la concejala del BNG, Avia Veira, acabó ayer con más peticiones y preguntas que respuestas. Tanto el BNG como Marea Atlántica y PP solicitaron al Gobierno local que ampliase la gratuidad de las escuelas infantiles hasta las ocho horas, tal y como hace la Xunta, y que lo haga este curso, puesto que la red municipal cubre seis horas.

El Gobierno local aseguró en la reunión que se encontraba actualmente calculando el presupuesto necesario para hacer frente a esas dos horas más, aunque no garantizó, según explicó ayer Marea Atlántica, que lo vaya a hacer este curso. Fuentes municipales indicaron ayer, además, que cambiar la financiación de las escuelas infantiles no es solo una cuestión presupuestaria, sino que supondría modificar un contrato recién adjudicado y que podría no ser viable, pero que lo están estudiando.

“Pueden contar con nuestros votos en el Pleno para movilizar el dinero necesario”, adelantó ayer la concejala de Marea Silvia Cameán. También el PP urgió a que el Gobierno local realice “todos los trámites oportunos” para ampliar la gratuidad de las escuelas infantiles hasta las ocho horas y se ofreció a aprobar las modificaciones necesarias en el presupuesto para poder conseguir esta medida a lo largo de este curso. El concejal de Educación, Chero Celemín, ya había anunciado que se estudiaría esta medida, en el pleno de este mes, aunque también dejó caer la duda de si financiar hasta ocho horas las escuelas infantiles es la mejor fórmula para conciliar, ya que los menores se pasan muchas horas sin su familia.

“Llevamos desde junio avisando de la necesidad de acelerar los trámites para aplicar esta medida en el presente curso, evitando el agravio comparativo con las escuelas privadas y autonómicas, pero la Concejalía de Educación no hizo los deberes”, afeó Cameán, que propuso también que el Gobierno local incluya en el programa de becas comedor los servicios complementarios de desayuno, comida y merienda de las escuelas de la red municipal y preguntó por las medidas tomadas para conseguir que la guardería Carmen Cervigón —titularidad de la institución Padre Rubinos— vuelva a formar parte de la red municipal, después de salirse del sistema cuando ya se había iniciado el proceso de petición de plazas de las familias.

En la comisión de Educación e Cultura, tanto el BNG como PP y Marea reclamaron al Gobierno local que apure los trámites necesarios para resolver los problemas que los trabajadores de las bibliotecas acarrean con la concesionaria del servicio, que les pagó tarde sus salarios este verano y ha generado inestabilidad en sus empleos. “La información que nos transmitió el Ejecutivo es que están trabajando con la asesoría jurídica en varios frentes”, explicó Veira. Esas alternativas van desde imponer sanciones a la concesionaria a la elaboración de unos pliegos para que el nuevo contrato no permita que se produzcan estas situaciones. Mientras no tenga una solución, el Gobierno local no convocará a la plantilla del servicio, que teme más retrasos en el pago de los salarios.

Marea adelantó al Ejecutivo socialista que podrá contar con sus votos para “cualquier solución que signifique que el personal de las bibliotecas cobra su salario cuando toca”. El BNG recordó que el PSOE se comprometió a resolver la situación laboral del personal de las bibliotecas en el primer año de mandato.

Compartir el artículo

stats