Kiosco

La Opinión de A Coruña

Campeones en compatibilizar

Alumnos universitarios se unen al programa de deportistas de alto nivel para combinar vida académica y competiciones | La Universidad abre una unidad de formación de fisioterapia

Pie de foto para la fotografía de Faro. | // FDV

Ser deportista y universitario es posible. Se puede entrenar y estudiar, compatibilizar la vida académica y las competiciones así como llegar a los exámenes y, a la vez, colgarse medallas. Las facilidades las pone el programa de deportistas de alto nivel de la Universidade da Coruña (UDC). El objetivo, apunta el rector, Julio Abalde, es que “un joven de 17 años no tenga que elegir entre seguir con su deporte o realizar sus estudios universitarios”. Esta era una de sus “preocupaciones” cuando llegó al cargo hace casi siete años, pero ahora estos estudiantes tienen ciertas ventajas: disponen de espacios para entrenar y tienen facilidades para acudir a competiciones y que eso no penalice su currículum. Además, participan en campeonatos universitarios.

Ese trabajo “del día a día es muy importante”, señala la vicerrectora de Igualdad, Cultura y Deporte, Cristina López, que opina que “la sociedad rema contra mujeres en el deporte”, de ahí la importancia de que las alumnas también formen parte de este proyecto.

Hay judokas, atletas, taekwondistas, futbolistas y piragüistas, entre otros muchos deportistas, y la UDC quiere “apoyarlos en su carrera académica y deportiva”. López informa, como novedad para este curso, que se abrirá una unidad de formación de fisioterapia “no solo para tratar lesiones sino también para recibir asesoramiento y prevenir”. Además, el grado de Podología de Ferrol ha mostrado interés en sumarse a la iniciativa. Coincidiendo con el Día Internacional del Deporte Universitario, que se conmemoró ayer, se entregaron medallas a los deportistas que participaron en los Campeonatos de España Universitarios. El curso pasado, acudieron a las competiciones un total de 73 alumnos. Una cifra que esperan superar este año. La directora de Deportes, María Bobo, reconoce que en ese grupo hay “mucho talento y potencial”.

Estos deportistas tienen a su alcance también un sistema de tutorización y otros servicios para poder compatibilizar deporte y estudios. “Un proyecto que ni imaginaba es hoy una realidad”, comenta Bobo, también deportista de alto nivel, que invita a los alumnos a apuntarse a este programa, que cierra el plazo de inscripción a finales de octubre. Así, el plan sigue adelante para continuar dando oportunidades y mantener puertas abiertas.

Campeones en compatibilizar | CARLOS PARDELLAS

PAULA PIÑÓN

“La clave es organizarse. Yo lo llevo bastante bien”

Paula Piñón está en el segundo curso de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) y sigue haciendo lanzamiento de jabalina, ese deporte que empezó “cuando tenía 8 años”. “Casi toda mi familia lo hace”, confiesa. Para poder estudiar y hacer deporte, esta joven tiene claro que “la clave es organizarse”. “La verdad es que yo lo llevo bastante bien, no estoy teniendo ningún problema para compaginar”, explica. Piñón entrena “todos los días menos los domingos y algún jueves”. Dedica dos o tres horas de la tarde a su deporte y también los sábados por la mañana. “Mi idea es seguir así. No miro mucho al futuro porque a saber qué puede pasar, pero de momento esta yendo bien y me gusta”, concluye.

Campeones en compatibilizar | CARLOS PARDELLAS

GUILLERMO CADENAS

“Nunca dudé sobre seguir con mi deporte”

“Nunca dudé sobre seguir con mi deporte”, sentencia el judoka Guillermo Cadenas, estudiante de Ingeniería Informática. Lleva 19 años practicando este deporte y, de hecho, decidió estudiar en A Coruña “para seguir en el club y participar en competiciones”. Como ya hizo segundo de Bachillerato en el Centro de Tecnificación Deportiva de Pontevedra, Cadenas ya sabe lo que es tener que combinar los estudios y el deporte. “Hay que compatibilizar horarios. De momento, no tengo problemas”, expone el joven, que ya está en su último año de carrera. “Estoy acostumbrado”, añade. Agradece, además, el apoyo de la UDC porque “es importante que los profesores sepan que hay gente que se dedica a los deportes”.

Campeones en compatibilizar | CARLOS PARDELLAS

MARISOL MONASTERIO

“A veces es complicado hasta descansar”

Para Marisol Monasterio, a veces es “un poco complicado” compatibilizar sus estudios de Educación Social con su deporte, la halterofilia. “Hay que adaptar los horarios y, a veces, es complicado hasta descansar”, confiesa la joven, que a lo largo del año tiene “que alargar más las sesiones de estudio y de entrenamiento” para llegar a todo. Reconoce que “depende del momento de la temporada”. Como compite también en Nacional, tiene más citas entre diciembre y mayo, lo que le coincide también con los exámenes. A sus 29 años, lleva desde que tenía 14 en el universo de la halterofilia y en este ámbito quiere continuar: “Mientras el cuerpo aguante, quiero seguir”.


Compartir el artículo

stats