Kiosco

La Opinión de A Coruña

El tren de alta velocidad Avril se estrena en las vías de A Coruña en su fase de pruebas

Renfe afea a Talgo, la empresa que diseñó el prototipo, que todavía no les haya facilitado el calendario de entrega | Los técnicos depuran los mecanismos para lograr su homologación

20

Pruebas del tren Avril en la estación de San Cristóbal Casteleiro / Roller Agencia

La alta velocidad ha llegado a la estación coruñesa de San Cristóbal, pero solo en fase de pruebas y en horario nocturno. Es decir, no para todos los públicos. La noche del martes al miércoles, el prototipo de tren Avril, que Talgo está probando estos días en Galicia, circuló entre A Coruña y Vigo, después de lograr en días pasados que una unidad batiese el récord de velocidad ferroviaria en la comunidad autónoma, al alcanzar los 360 kilómetros por hora. Normalmente, este tipo de tren —que está previsto que opere entre A Coruña y Madrid— no irá tan rápido, sino que su máximo estará en 330 kilómetros por hora.

Fuentes de la compañía consultadas por Europa Press explicaron ayer que estas pruebas “dinámicas” obedecían a que el Avril es un tren “todoterreno” y que tiene que circular por todas las vías, tanto las que tienen el ancho internacional, como las que mantienen el ibérico .

Renfe afeó ayer a Talgo —la empresa encargada de diseñar estos trenes de alta velocidad— la tardanza en acabar este proyecto, toda vez que, tras la revisión inicial del contrato por el coronavirus y de la propia de Renfe, las primeras unidades de los trenes S106, conocidos comercialmente como Avril, tendrían que haber llegado en enero de 2021, pero más de un año y medio después, todavía no están disponibles. Uno de los grandes escollos para la entrega está en la homologación del producto, ya que, por ahora, Talgo se encuentra en fase de pruebas para que los trenes cumplan con todos los aspectos requeridos de seguridad y funcionamiento.

Es por ello por lo que Renfe exige a Talgo que le facilite el calendario de entrega de los trenes. El portavoz de CGT Ferrocarril en Galicia, Juan Francisco Sánchez, también hizo ayer hincapié en que eran unos trenes que la Xunta esperaba para la celebración del Xacobeo y cuyos plazos se han retrasado.

Sánchez explicó a este diario que estas pruebas son normales y que los trenes, antes de entrar en funcionamiento, sobre todo si se trata de un modelo completamente nuevo, como es el caso, tiene que cumplir no solo unos requisitos técnicos sino que también tiene que haber rodado varios kilómetros. Sobre su puesta en funcionamiento, avanzó que el personal, tanto el de intervención como el de máquina, tendrá que hacer una formación a mayores, ya que, sobre todo los maquinistas se han de familiarizar con el nuevo vehículo que conducirán.

Este tren tiene capacidad para transportar a 500 personas y puede circular por los dos anchos de vía disponibles en España. “La empresa prosigue con sus pruebas pero sigue sin homologar los trenes. El proceso de homologación está ligado a la seguridad de la explotación y, por ello, no es un proceso fácil en un tren completamente nuevo”, apuntó ayer Renfe. En todo caso, indicó que Talgo tiene “todos los trenes fabricados” y que confía “en la capacidad de esta empresa para que consiga homologar los trenes y los entregue con urgencia, porque es un pedido que hace casi dos años debería estar a pleno rendimiento”.

El Ministerio de Transportes recordó que Renfe reclamó a Talgo una indemnización de 116 millones de euros por el retraso en la entrega de los trenes.

La Xunta empezará la parte de sus obras en la estación de bus en los próximos días


La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, adelantó ayer que la parte de las obras que tiene que hacer la Xunta en la estación de autobuses empezarán este mes con el acta de replanteo. Según fuentes de la consellería, los trabajos no se pueden empezar todavía por falta de documentación pero que está previsto su inicio entre final de este mes y principios de octubre.

Compartir el artículo

stats