El anuncio de que no percibirán las nóminas de septiembre por parte de la concesionaria ha vuelto a poner esta semana en situación crítica al personal de las bibliotecas municipales, cuyo comité de empresa analizará la posibilidad de convocar concentraciones u otras medidas si el Concello no ofrece una alternativa para que la plantilla pueda cobrar. La alcaldesa, Inés Rey, comentó ayer en una emisora de radio que el Concello “está buscando una solución rápida y efectiva” para la solución del conflicto, sin poner fecha al momento en que se produzca.

Marea, que llevará el asunto al próximo pleno, y el BNG reclamaron hace dos días al Gobierno local que adopte una decisión que arregle el conflicto de las bibliotecas municipales externalizadas, que recibieron con retraso la paga extra de junio y que ahora denuncian próximos impagos.