La Junta de Gobierno Local aprobó ayer en una sesión extraordinaria la cesión a la Xunta de una superficie de algo más de 28.000 metros cuadrados de suelo ferroviario con el fin de que la administración gallega pueda poner en marcha en ese terreno los trabajos que le competen en la estación intermodal de A Coruña, es decir, la construcción de la estación de autobuses, el aparcamiento de turismos y los elementos comunes de la remodelación de la estación ferroviaria.

El Concello había obtenido previamente, el pasado 16 de septiembre por parte de Adif la concesión demanial gratuita para ocupar esa superficie de suelo ferroviario en el entorno de la estación de San Cristóbal. Una vez que obtenga la cesión, la Xunta prevé iniciar en cuestión de días sus obras en la intermodal, que empezarán con la firma del acta de replanteo.