Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Abanca inicia la reforma del cine Avenida, que convertirá en edificio corporativo

Los trabajos, que finalizan en 2024, empezaron ayer con el vallado de la entrada, que se cubrió de hormigón | El inmueble tendrá uso comercial e institucional

5

Abanca inicia la reforma del cine Avenida, que convertirá en edificio corporativo VICTOR ECHAVE

Abanca comenzó ayer la reforma del antiguo cine Avenida, en el número 7 del Cantón Grande, para transformarlo en edificio corporativo. Las obras tienen un plazo de ejecución de dos años, por lo que estarán acabadas en 2024. El inmueble se encuentra desocupado desde hace 15 años.

Fuentes de Abanca señalan que este emblemático edificio “tendrá un marcado carácter institucional y de negocio”. Además, “contará con sello de sostenibilidad y mantendrá el valor arquitectónico del inmueble”. La reforma, para el que la entidad bancaria recibió licencia municipal el pasado febrero, cuenta con la firma de la arquitecta coruñesa Elsa Urquijo, profesional de confianza del fundador de Inditex Amancio Ortega y Flora Pérez y que ha colaborado en múltiples proyectos vinculados a Inditex o a sus fundaciones: desde la tienda de Zara Home de la plaza de Lugo al centro de Padre Rubinos.

El cine Avenida, edificio con una protección integral (nivel II), tendrá en su planta baja una oficina insignia que permitirá mostrar el nuevo modelo de Abanca para estos espacios. Además, tendrá tres usos principales, informan desde Abanca: espacio comercial, espacio destinado para equipos que den soporte a las unidades comerciales y espacio institucional.

Los operarios empezaron ayer a trabajar en la zona: vallaron la entrada para evitar el paso de peatones y cubrieron de hormigón el espacio. De momento, la fachada sigue cubierta con una lona publicitaria que recrea el aspecto que tenía el cine en los años 40. En la parte de abajo, con una puerta que da acceso al interior, hay un anuncio de Abanca.

Las obras, con un coste de 3,9 millones de euros, adaptará el edificio para albergar parte de las oficinas centrales del banco, pero respetará los elementos originales de la fachada y mantendrá, rehabilitada, la sala de proyecciones, que será un lugar de trabajo y exposiciones. Este inmueble fue proyectado en 1937 por el arquitecto Rafael González Villar, aunque no abrió hasta 1941.

Abanca —entonces Caixa Galicia— lo adquirió en 2007 tras comprárselo a Amancio Ortega. La entidad bancaria tuvo que realizar varias actuaciones en los últimos años para garantizar la seguridad del edificio debido a su deterioro, pues lleva vacío desde 2007. Con las obras que empezaron ayer, se rehabilitarán las fachadas del edificio hacia el Cantón y la calle de la Estrella, pero con fidelidad al edificio original. Así, se recuperarán sus carpinterías y elementos ornamentales característicos y se respetará el pórtico que da al Cantón.

Compartir el artículo

stats