Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El dragado de la ría afronta su segunda fase

Es casi un tercio de toda la actuación, que durará un año y medio más

Playa de Santa Cristina tras el aporte de arena. | // CEDIDAS POR LA UTE O BURGO

La regeneración de la ría de O Burgo se enfrenta a su segunda fase, después de haber concluido —durante el mes de agosto— las actuaciones previstas para el periodo inicial, que consistía en la retirada de los bivalvos para su resiembra en otra zona, toda vez que los mariscadores no podrán faenar hasta que finalice el proyecto; y la extracción de arena para facilitar la entrada de las embarcaciones encargadas de ejecutar el dragado. Este material se llevó a la playa de Santa Cristina, para paliar la pérdida de arena que arrastra desde hace años.

La obra ha consumido casi su primer tercio, ya que el plazo de ejecución es de 26 meses y han pasado ocho desde el inicio de las obras, Falta, todavía un año y medio más de obras hasta que la ría esté regenerada.

Fueron necesarios diez años de trámites ambientales y hasta el cambio de las bases de una convocatoria de fondos europeos para poder hacer realidad esta obra, reclamada durante décadas tanto por los mariscadores, ya que es su fuente de ingresos, como por los vecinos.

La empresa concesionaria de las obras, la UTE formada por Acciona y Matías Arrom Bibiloni, ha informado de que, tras estas primeras actuaciones, se ejecutará el dragado y confinamiento de 170.000 metros cúbicos de lodos contaminantes, que se trasladarán a través de unos geotubos, que ya se pueden ver en la ría, y que, se almacenarán en los márgenes del estuario —en unos recintos estancos, de los que ya se pueden adivinar sus formas, desde O Burgo, en Culleredo—, y que configurarán nuevas zonas de recreo en el paseo marítimo cuando estén acabadas.

Draga con geotubos a tierra. | // CEDIDAS POR LA UTE O BURGO

Una vez finalizadas estas tareas, la empresa acometerá la retirada de 223.000 metros cúbicos de lodos que, en este caso, se verterán en unos puntos destinados para ello en alta mar. Finalmente, se realizará el aporte de 170.000 metros cúbicos de material no contaminante procedente de las zonas de canales.

El informe de seguimiento ambiental alerta de que, en el mes de agosto, han rebrotado algunos de los plumachos que ya se habían retirado; también se han instalado ya las pantallas que servirán para hacer de barrera contra el ruido de las obras.

Durante la inspección del día 5 del mes de agosto, se registraron 507 ejemplares de aves acuáticas pertenecientes a 21 especies en la zona en la que se están ejecutando los trabajos. Las especies más abundantes han sido los ánades azulones, con 108 ejemplares, y las gaviotas tanto las patiamarillas como las reidoras, con 98 y 81 ejemplares respectivamente.

Ese número se redujo un poco, tan solo veinte días después con el registro de un total de 468 ejemplares de aves acuáticas pertenecientes a 13 especies.

La Cofradía denuncia retraso en los pagos

La Cofradía de Pescadores denuncia que todavía desconoce la fecha en la que las 80 personas que mariscaban en la ría de O Burgo cobrarán las indemnizaciones por no poder faenar entre febrero y junio de este año. La entidad destaca que el pasado día 15 entregó en la Demarcación de Costas de Galicia toda la documentación necesaria para recibir esos pagos, incluidas las certificaciones que debía aportar la Consellería de Mar. Fuentes de la Delegación del Gobierno indicaron que la tramitación de ese expediente sigue los plazos establecidos. Los mariscadores expresan su preocupación por esta demora, ya que, debido al cierre de la ría, llevan meses sin percibir ingresos por la labor que desarrollaban hasta entonces en los bancos de O Burgo.

Compartir el artículo

stats