Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El enclave francés que lleva 70 años en la calle Real

La Alliance Française coruñesa, fundada en 1952, imparte clases a unos 400 alumnos

Equipo de la Alianza Francesa de A Coruña con su directora en medio. | // CARLOS PARDELLAS

La asociación Alliance Française nació en 1883 en París para internacionalizar la lengua francesa, y hoy promueve la cultura gala y enseña su idioma en más de cien países. Su delegación en A Coruña celebra ahora 70 años en el mismo enclave que la vio nacer en 1952: el primer piso del número 26 de la calle Real, que ha formado a generaciones de coruñeses en la lengua de Voltaire.

“Salvo un periodo muy breve en Ciudad Jardín, siempre estuvimos en la calle Real”, explica Olga Bellas, que lleva diez años dirigiendo la sede coruñesa y casi cuarenta dando clase en ella. Hija de emigrantes lucenses, cursó estudios de Filología y Letras Superiores en la Sorbona y conoció A Coruña a principios de los 80, cuando llegó para dar clases en el instituto de Zalaeta como parte de su tesina. Luego volvió para trabajar en la Allliance, y la vio crecer.

“En un principio trabajábamos sobre todo con adultos”, explica, pero hoy en día sus alumnos son en un 70% niños y adolescentes. “Al niño pequeño lo traen, pero el adolescente viene porque quiere, sigue porque se encuentra bien”, puntualiza. Ahora cuentan con unos 400 estudiantes, aunque a lo largo de los años han pasado “miles”, e imparten formación al personal de empresas de A Coruña y su comarca.

Los siete profesores que trabajan en el centro, explica Bellas, son en su mayoría expertos en el idioma que cuentan con un máster en enseñanza de lengua francesa para extranjeros, y están habilitados para hacer los exámenes de cualificación propuestos por el Ministerio de Educación francés.

Pero la Alliance Française “no solo imparte clases, sino también cultura del mundo de la francofonía: nos acercamos al cine, a la literatura, a cualquier manifestación que pueda tener”. Y busca “promocionar cosas que importan”: la semana que viene, en “estrecha colaboración con el Concello”, divulgarán la historia de los refugiados de la Guerra Civil en la casa museo Casares Quiroga.

Además de los estudiantes, la entidad cuenta con entre 300 y 400 socios adultos, entre los que hay “un poco de todo”, desde personas que quieren volver a repasar lo que estudiaron de niños y adolescentes en el centro a coruñeses que ya hablan francés pero que quieren mantener el nivel.

Para que puedan vivir el idioma, explica Bellas, “todos los meses hacemos al menos cuatro actividades: clubes literarios, talleres de expresión, de conversación, llevados siempre por profesores y con dossieres. Hay muy buena participación”, señala la directora. Estas actividades, tradicionalmente presenciales, pasaron a un formato digital durante el coronavirus, pero sin interrumpirse. Ahora la Alliance Française imparte clases “mixtas, con un sistema virtual y presencial”. También organizan estancias en países francófonos para niños, adolescentes y adultos, visitas de dos o tres semanas que tienen como objetivo desde campamentos infantiles a residencias en centros universitarios o familias de acogida.

Compartir el artículo

stats